Transformación digital, un imperativo para las empresas

Compartir en:

  • En la próxima década, la economía digital y una primera fuerza laboral digital ayudarán a producir un entorno cada vez más acelerado en el que si las marcas quieren tener éxito en su transformación, deberán trazar una hoja de ruta pragmática.

Según la investigación de iProspect, una agencia de Dentsu Aegis Network, en su reciente reporte anual Future Focus 2020: Los próximos diez años, los especialistas en marketing identifican que los tres componentes más importantes para una transformación digital exitosa son: tener una estrategia sólida de datos conectados, construir la infraestructura tecnológica adecuada y definir una estrategia clara de transformación de la cultura. Sin embargo, al momento de ponerlas en práctica se encuentran con una serie de obstáculos a los que este artículo pretende dar solución.

Las siguientes son algunas de las adversidades más comunes que se presentan en las organizaciones durante la etapa de transformación digital:

  • Incertidumbre: Según los expertos consultados en el estudio, los factores que identifican como barreras para lograr una mejor relación con los consumidores son los niveles crecientes de competencia, la regulación de protección de datos y la fragmentación de la cadena de suministro de medios. La solución que se plantea para alcanzar el éxito en tiempos de incertidumbre, es alinear el liderazgo con el porqué de la transformación y establecer una verdadera visión de cambio para todos los interesados.
  • Desarticulación organizacional: La visión vertical dentro de una organización incide en que los equipos y las tecnologías no se conecten y trabajen transversalmente por un mismo objetivo. Con frecuencia, lo digital se concibe como un área separada en una infraestructura existente sin determinar cómo inciden en la cultura de la compañía o agencia. La solución que plantea el estudio para este caso es que cuando una empresa decide migrar hacia una transformación digital, requiere de un fuerte liderazgo que aglutine el conocimiento del negocio con las herramientas tecnológicas a su alcance.
  • Déficit de medición: El 80% de los especialistas en marketing creen que deben asumir una mayor responsabilidad por la innovación de productos y servicios en los próximos años. Sin embargo, no siempre cuentan con una herramienta de medición robusta que les garantice la efectividad de sus pilotos e innovaciones. Para responder a esta problemática, se aconseja enfocarse en la cultura y el proceso para facilitar la experimentación de nuevas formas de hacer negocios e incorporar prácticas de trabajo emergentes que influyan en los mercados a escala.
  • La tecnología como estrategia: Según Dentsu Aegis Network, el 79% de los especialistas en marketing ven la necesidad de transformar sus negocios a través de la tecnología, pero, aunque esta facilita el logro de la transformación digital, nunca debería ser la estrategia en sí. Antes de invertir en tecnología, es fundamental que las empresas realicen una revisión exhaustiva que abarque la experiencia del cliente, el posible retorno de la inversión, el impacto en la organización y la gestión del cambio, si se trata de evitar unirse al 40% de los especialistas que invirtieron en tecnología para recolectar datos de clientes, pero no saben cómo convertirlos en valor comercial.

Es claro que un gran desafío para las empresas es fomentar los pilares que siempre han ayudado a construir marcas, sumado a la adaptación de los nuevos comportamientos sin perder de vista el potencial de superarse y capitalizar el crecimiento en la economía digital. Para lograrlo, se recomiendan tres acciones a considerar para el futuro:

1. Determine dónde se encuentra en su viaje de transformación, pues la complejidad de la transformación digital puede ser vertiginosa tanto para los especialistas en marketing como para los nuevos “genios digitales”, una evaluación regular de su progreso es primordial. 

2. No confunda la transformación digital con la tecnología, ya que las marcas deben asegurarse de que cualquier nueva incorporación a su paquete tecnológico esté motivada por las razones correctas y respaldada por las personas y los procesos adecuados.

3. Equilibre la dirección y la energía de su marca para que los especialistas en marketing combinen la economía digital y los fundamentos básicos sobre los que siempre han creado marcas, para abrir nuevas formas de interactuar con los consumidores e impulsar el dinamismo de su empresa.

Teniendo en cuenta las sugerencias planteadas, las compañías podrán prepararse adecuadamente para los retos de la siguiente década, donde ya no habrá espacio para quienes no incorporen la transformación digital de manera transversal en su estructura organizacional. De esta manera, los expertos en marketing deberán asegurarse de adquirir un liderazgo capaz de responder al rápido movimiento de la economía digital, lo que les permitirá destacarse frente a su competencia. 

Ver estudio aquí