Transbank presenta cambio de imagen y posicionamiento

Compartir en:

Por estos días, Transbank está presentando al mercado su nueva imagen, que viene a reforzar la nueva identidad que viene trabajando la marca desde hace un año.

Hasta ahora, Transbank se había mantenido tras bambalinas, dejando el protagonismo a una de sus marcas, Redcompra, que desarrolló una potente comunicación y posicionamiento propio, siendo reconocida como marca ciudadana, miembro del Hall of Fame y merecedora de premios Effie por sus campañas.

“Transbank es una empresa que se está transformando, que tomó un rol protagónico como marca. Siempre había sido una marca que había estado más en el anonimato porque antes le hablaba al público objetivo que eran los usuarios de tarjetas, trabajo que se hizo con Redcompra, una de sus marcas”, explica Makarena Uribe, subgerente de Publicidad y Asuntos Corporativos de Transbank S.A.

Con la entrada de nuevo actores al mercado de adquirencia, la compañía vio la oportunidad de potenciarla, comenzando por una revisión y transformación de todas sus marcas, trabajo que se realizó en conjunto con la consultora Almabrands. Así, se determinó que Transbank es la master Brand, y Webpay y Onepay sus marcas estratégicas con espacio para tener su propia comunicación, además de Redcompra, que tiene su espacio ganado desde hace mucho.

Makarena Uribe agrega que “lo que se hizo fue cambiar la estructura marcaria, tener una nueva arquitectura, donde está la master Brand que es Transbank; Webpay, que se mueve en el mundo de las transacciones digitales; Onepay, que le habla directo a las personas porque es una billetera digital, y todo el resto que existe son contenidos de valor, soluciones que se atribuyen directamente a Transbank”.

Una de las transformaciones más importantes es que la marca ya no le habla solo al usuario de tarjetas como fue con Redcompra, sino que abre su comunicación hacia los comercios y emprendedores, generando cercanía con ellos y potenciando uno de sus atributos, como es la universalidad.

“La campaña que tuvo Transbank el año pasado cuando empezó a cambiar su identidad habla de que somos para todos, somos un adquirente que trabajamos bastante con el  pilar de la universalidad, porque generamos soluciones que no son solo para un retail sino también para emprendedores, personas que recién están partiendo, somos una marca muy transversal, y una de las cosas súper importantes de este cambio es que nosotros declaramos que tenemos un propósito y una razón de existir. Transbank vive porque tiene un propósito como marca: conectar negocios con personas”, afirma Uribe.

A partir de estudios que se hicieron, se observó que la solvencia, confiabilidad y seguridad son atributos valorados de la marca, por lo que asume como identidad el trabajar no solo para los comercios adheridos sino para los usuarios finales y la sociedad en su conjunto con innovación, flexibilidad, empatía y cercanía.