Tendencias que marcaron el mercado de lujo durante el año 2021

Compartir en:

A lo largo de las dos últimas décadas, el Estudio del Lujo de Bain & Company se ha convertido en un punto de referencia para la industria. Publicado en colaboración con la Fondazione Altagamma, la asociación comercial de fabricantes de artículos de lujo italianos, la 20ª edición expone, entre sus principales conclusiones, un probable aumento de un tercio en la venta de artículos de lujo personales.

El sector del lujo en general, analizado por Bain & Company, abarca tanto los bienes de lujo como las experiencias. Comprende nueve segmentos, encabezados por los coches de lujo, los artículos de lujo personales y la hostelería de lujo, que juntos representan el 80% del mercado total. Según las previsiones de la consultora, el mercado global del lujo volvió a crecer entre un 13% y un 15% en 2021, hasta los 1,14 billones de euros, entre un 9% y un 11% por debajo de los niveles de 2019. Todos los segmentos, excepto los cruceros, reanudaron su crecimiento, pero solo los coches, los artículos, los vinos y licores finos y los muebles de diseño de alta gama pudieron crecer lo suficiente como para superar sus niveles de 2019.

Bain estima que el mercado del lujo de segunda mano se disparó hasta los 37.300 billones de dólares en 2021, impulsado por el aumento de la demanda y una oferta cada vez más competitiva. Acá las tendencias que marcaron el año pasado.

En primer lugar, las ventas de coches – la mayor parte del mercado global – batieron su récord de 2019, alcanzando los 622.826 billones de dólares, entre un 7% y un 9% más que en 2020 a los tipos de cambio actuales, y entre un 0% y un 1% más que en 2019. El rendimiento asiático ayudó a las ventas a capear la interrupción de la cadena de suministro. En Asia, los operadores locales de gama alta superaron a los europeos en el segmento de precios más accesibles. Continuó la transición impulsada por las políticas hacia automóviles más ecológicos.

En tanto, la hostelería de lujo se recuperó desde mediados del segundo trimestre de 2021, y las tasas de ocupación aumentaron progresivamente. Sin embargo, el gasto global en hostelería se mantuvo muy por debajo de los niveles anteriores a la pandemia debido a las continuas restricciones a los viajes internacionales. Este mercado alcanzó los 89.298 billones de dólares, lo que supone un aumento del 20% al 22% a los tipos de cambio actuales con respecto a 2020, pero sigue siendo un descenso del 58% al 62% con respecto a 2019.

En tercer lugar, las ventas de vinos finos repuntaron con fuerza, alcanzando los 87.040 billones de dólares, con un aumento de casi el 2% respecto a 2019, impulsadas por la gente que se lanzó a socializar después del cierre en un ambiente de “convivencia revanchista”. Asimismo, el vino espumoso, desproporcionadamente afectado en 2020, se recuperó mejor que otros segmentos del mercado del vino.

Por otro lado, la alimentación de alta gama y restauración crecieron entre un 8% y un 10% a los tipos de cambio actuales, pero con 55.389 billones de dólares, se mantuvieron entre un 7% y un 9% por debajo de los niveles de 2019. Los restaurantes de lujo, muy afectados el año pasado, se recuperaron después de que se redujeran los cierres. La comida gourmet creció a un ritmo menor que el año pasado, a pesar de la evidencia de que un mayor entusiasmo por la cocina casera estaba estimulando a los consumidores a crear comidas de alta gama en la despensa con aparatos especializados. El reparto de comidas desde cocinas “oscuras” o “fantasmas” también ha ido subiendo de nivel.

Asimismo, el mercado de las bellas artes se recuperó, gracias a la reapertura gradual de las subastas públicas y las ferias de arte. Se observó un mayor crecimiento en el segmento de precio medio, ya que la incertidumbre mundial desalentó las pujas por artículos de mayor precio y las fusiones y adquisiciones supusieron una oleada de consolidación en las galerías de gama alta.

Finalmente, el mercado de muebles y artículos para el hogar de gama alta alcanzó los 50.857 billones de dólares, con un aumento del 13% al 15% respecto a 2020, y del 6% al 8% respecto a 2019. El segmento se benefició de que los consumidores gastaran más en sus hogares, centrándose especialmente en sus salones, dormitorios, zonas exteriores e iluminación. La mezcla de espacios de vida y de trabajo impulsó el crecimiento “resimercial”, con consumidores que buscan mayor comodidad, funcionalidad y flexibilidad en las soluciones de diseño.

El rápido repunte de 2021 sugiere que el crecimiento será saludable para el mercado de bienes de lujo personales a medio plazo. Se prevé que la recuperación de las ventas continúe durante los próximos cuatro años, y que el mercado de artículos de lujo personales vuelva a registrar tasas de crecimiento anual de entre el 6% y el 8% hasta 2025.

A medida que avanzamos, prevemos que cuatro tendencias de crecimiento remodelarán profundamente el mercado del lujo de aquí a 2025. En primer lugar, los consumidores chinos se convertirán en la nacionalidad dominante del lujo, llegando a representar entre el 40% y el 45% de las compras mundiales. En segundo lugar, China continental está en camino de superar a América y Europa para convertirse en el mayor mercado del lujo a nivel mundial. En tercer lugar, Internet se convertirá en el principal canal de compra de artículos de lujo. En cuarto lugar, las cohortes más jóvenes (generaciones Y y Z) deberían ser más dominantes desde el punto de vista demográfico en el sector del lujo, representando el 70% de las compras mundiales

También te podría interesar: Tendencias que marcarán la sociedad en 2022: crecimiento postraumático, metaverso, la era de las preguntas, el fin de la abundancia, y el cuidado

Skip to content