Social Commerce: cuando las redes sociales te ayudan a vender

Compartir en:

Si hay algo que ha explotado durante la pandemia es la venta de todo tipo de productos y servicios a través de redes sociales. Es lo que se conoce como Social Commerce: aumentar las ventas por medio de las redes o, para las pequeñas y medianas empresas, directamente utilizarlas como modelo de comercialización.

El social commerce o comercio social se ha ido consolidando de forma gradual desde principios del 2000. En un principio, algunas empresas probaron la aplicación de objetivos de marketing como, por ejemplo, reforzar la lealtad de los clientes y la publicidad del producto. Pero, con el tiempo, la popularidad de las redes sociales ha alcanzado un nivel tan alto que se ha convertido en una buena alternativa de venta directa, especialmente dadas las condiciones impuestas por la emergencia sanitaria.

Esto ha llevado a que las propias redes lancen y potencien capacidades especiales para la venta.

Pero el social commerce no se trata solo de vender directamente, sino que consiste en utilizar funcionalidades sociales como las redes sociales, la prueba social y los aportes de los propios usuarios para abrir nuevos canales de venta en línea y mejorar la experiencia del cliente. A primera vista, podemos pensar que se trata simplemente de “vender en redes sociales” y, aunque no nos faltaría razón, lo cierto es que hay mucho más.

Para los “marketeros”, el social commerce es una manera de generar sinergias y cambia la concepción estratégica de la venta online y las redes sociales. De cara a la venta online, esta tendencia significa abrir nuevos canales y flexibilizar el ciclo de compra. En el ecommerce “tradicional”, el usuario llegaba a través de una búsqueda proactiva del producto o a través de publicidad digital (social ads, anuncios en buscadores, display, etc.). En cambio, aquí la conexión se produce a través de las propias relaciones sociales entre usuarios.

En lo que respecta a las redes sociales, el marketing las usa hace años como un canal para difundir contenidos y generar visibilidad de marca y awareness, pero también se les puede sacar provecho cuando se trata de vender.

Los perfiles de las marcas en las redes sociales son un excelente escenario en el que se atrae a potenciales clientes -gracias al inbound marketing y al marketing de contenidos- y en el que se da  la oportunidad de generar la confianza necesaria que toda venta necesita, gracias al Social Selling.

Las ventajas del Social Commerce

– Puede impulsar el volumen de tráfico, mejorar las tasas de conversión y aumentar el valor medio de los pedidos.

– Puede usarse como centro primario de Atención al Cliente.

-Le proporciona a las empresas una nueva oportunidad de crear ingresos por el contenido de los medios sociales y así diversificar los canales de compra. Así como hacer marketing corporativo o identidad de marca de forma low cost.

– Se genera «engagement» a largo plazo.

– Se crean reviews de los productos y de tus servicios de manera espontánea. Hoy las redes sociales, como los foros en su día,  juegan un rol fundamental en las decisiones de compra y se convierten en el espacio apropiado para potenciar las ventas. Proporcionando las herramientas adecuadas para que se pueda disfrutar de las compras en línea de una manera social, los clientes podrán ser tan sociables al hacer compras en línea como lo harían en la vida real, un requisito previo en estos días para vender online con éxito.

Asociación Nacional de Avisadores de Chile.