Un Gato regalón de los chilenos

Una marca que, de la mano de la calidad, ha resistido el paso del tiempo identificándose con los valores del país.

Un gato negro de lomo arqueado custodiaba las barricas de la Viña San Pedro en la década de los ´60. En su honor, los dueños de la viña por aquel entonces, alemanes de apellidos Wagner-Stein, decidieron crear una marca.

Así nació Gato, un reconocible icono que poco a poco se convirtió en una de las principales marcas de vino chileno. “La marca Gato nace cuando el vino embotellado era una novedad en Chile y las viñas recién estaban comenzando a ponerle nombres a sus productos, con etiquetas diferenciadas y un incipiente trabajo de marketing”, cuenta Rosario Fernández, gerente de Marketing Mercado Nacional de VSPT Wine Group.

Originalmente, Gato nació Negro, pues era un tinto de Cabernet Sauvignon, Merlot y cepas bordolesas. El Gato blanco nació alrededor de 1970, y consistía en una mezcla de cepas blancas. “Luego de casi 60 años, nuestro Gato se ha convertido en un símbolo de Chile gracias a su exitosa trayectoria, consistencia y calidad. La preferencia de los consumidores y su fuerte asociación a la cultura nacional, han hecho que en Chile, Gato sea una marca querida, y un tremendo representante de lo Típico Chileno”, afirma Fernández.

La marca se construyó con los años sobre el atributo de la calidad, el que permanentemente es reforzado en campañas y productos, así como su identificación con los chilenos, “representando los que nos une y enorgullece de ser chilenos, honrando lo típico de nuestro país”. El tagline “Típico Chileno” fue presentado por primera vez hace 10 años, luego de hacer varios estudios de la marca y llegar a la conclusión de que Gato es una marca de vino muy cercana y enraizada en la cultura nacional.

Desde entonces, su camino comunicacional ligado al orgullo de ser chileno ha sido muy consistente, ahondando en el propósito de honrar lo “chileno”. Desde el origen de esta campaña, se sumó como rostro de marca a Coco Legrand, un humorista de gran calidad y transversalidad entre los chilenos, que se ha dedicado toda su vida a retratar a nuestra sociedad desde el humor. El trabajo de marca ha ido cada año en esa línea, profundizando y evolucionando, relevando los aspectos que nos unen como país.

Rosario Fernández destaca que “estamos muy contentos con el desempeño de Gato, es una marca que ha logrado posicionarse en el corazón de sus consumidores como una marca de calidad y que se identifica con los chilenos, estrategia que ha logrado capturar preferencia marcaria y participación de mercado”.

Gato es hoy una marca valorada por los chilenos, con presencia en los cinco continentes y ventas en más de 80 países. Sin embargo, en Chile la marca se comercializa como Gato y en el mundo como GatoNegro, donde tiene un posicionamiento distinto y un tagline distinto al “Típico Chileno”, para poder llegar a un consumidor mucho más global. No obstante, comparte el compromiso con la calidad y el sabor tan valorado de la marca.

Viña San Pedro cuenta con más de 150 años de historia, que respaldan la marca Gato. “Tenemos una larga relación, muy estrecha y de mucho cariño con nuestros consumidores. Gato siempre ha buscado reunir y homenajear lo que nos enorgullece de ser chilenos, apoyando y compartiendo lo mejor de nuestra cultura y nuestra gente. Nuestra esencia es honrar lo típico chileno”.

En ese sentido, las iniciativas que la marca lleva adelante buscan poner a disposición de los chilenos cosas para enorgullecerse, como el Libro de Recetas que reúne 50 preparaciones memorables hechas por chilenos en un libro que se puede descargar gratuitamente, o el sitio de Picadas Típicas Chilenas, donde se reseñan más de mil establecimientos, segmentados según tipo de comida, ubicación, ranking, entre otros, todo a disposición de los consumidores en el sitio web de la marca.

Compartir en: