Transbank: renovada identidad y arquitectura de marcas para la conexión

Tras un proceso de revisión, la compañía decidió potenciar la marca madre y dar espacio propio a sus submarcas estratégicas Webpay y Onepay.

 

Hace pocos meses Transbank presentó una nueva imagen, producto de una renovada identidad que viene trabajando la marca desde hace un año. Con la entrada de nuevos actores al mercado de adquirencia, la compañía vio la oportunidad de potenciar la marca.

 

A partir de los estudios que se hicieron, se vio la oportunidad que existía para asumir como identidad el trabajar no solo para los comercios adheridos sino para los usuarios finales y la sociedad en su conjunto con innovación, flexibilidad, empatía y cercanía.

 

“Este cambio de imagen responde a una auténtica transformación de Transbank. Entendemos que, junto con otros actores de la industria de medios de pago, somos un pilar fundamental para la recuperación económica de muchos negocios, y eso buscamos a través de este cambio: visibilizar nuestro propósito de conectar con las personas”, explica Ricardo, gerente de la División Marketing y Estrategia de la compañía.

 

Hasta ahora, Transbank se había mantenido tras bambalinas, dejando el protagonismo a una de sus marcas, Redcompra, que desarrolló una potente comunicación y posicionamiento propio desde hace más de 20 años junto con la expansión del pago con tarjeta de débito, siendo reconocida como marca ciudadana, miembro del Hall of Fame y merecedora de premios Effie por sus campañas.

 

“Transbank es una empresa que está en constante transformación. Por ello, cambiamos nuestra imagen con una nueva arquitectura de marcas. Transbank es la Masterbrand y Webpay y Onepay son las sub marcas estratégicas de nuestro portafolio. Ellas tienen la misión de identificar nuestras soluciones en el mundo digital y presencial, ambas con una experiencia simple y un lenguaje cercano para los comercios y usuarios”, agrega Makarena Uribe, subgerente Publicidad y Asuntos Corporativos.

 

“Hemos visto que un lenguaje más simple, y una marca más cercana e inclusiva, ha dado más fuerza a este propósito de marca de conectar y de visibilizar esta nueva compañía extendida”.

 

Blumel puntualiza que “cuando comenzamos con este proceso, vimos aquellos atributos claves de marca que más destacaban entre los distintos públicos encuestados, como su solvencia, confiabilidad y seguridad. Y junto con esos atributos de marca, queremos posicionarnos también por otros temas que trabajamos a diario, como la entrega de soluciones fáciles, flexibles e innovadoras a los comercios, desde un lenguaje más cercano y una mayor empatía con las personas”.

 

Campañas con distintas miradas

Makarena Uribe afirma que “Webpay se mueve en el mundo de las transacciones digitales; Onepay le habla directo a las personas porque es una billetera digital, y todo el resto que existe son contenidos de valor, soluciones que se atribuyen directamente a Transbank”. Una de las transformaciones más importantes es que la marca ya no le habla solo al usuario de tarjetas como fue con Redcompra, sino que abre su comunicación hacia los comercios y emprendedores, generando cercanía con ellos y potenciando uno de sus atributos, como es la universalidad.

 

“La campaña que tuvo Transbank el año pasado cuando empezó a cambiar su identidad habla de que somos para todos, somos un adquirente que trabajamos bastante con el pilar de la universalidad, porque generamos soluciones que no son solo para un retail sino también para emprendedores, personas que recién están partiendo, somos una marca muy transversal, y una de las cosas súper importantes de este cambio es que nosotros declaramos que tenemos un propósito y una razón de existir. Transbank vive porque tiene un propósito como marca: conectar negocios con
personas”, afirma Uribe.

 

En la misma línea, recientemente se lanzaros dos campañas: “Transformando los Negocios de todos los chilenos” y lo nuevo de “Onepay”. “La primera de ellas es nuestro spot institucional que da cuenta de este nuevo Transbank, y las distintas soluciones para todo tipo de comercios. Por otro lado, lo nuevo de Onepay, muestra su personalidad y estilo, que busca conectar con el usuario a través de sus beneficios y su experiencia de marca”, apunta Uribe.

 

Ambas piezas publicitarias buscan reflejar la conexión de marca con las distintas miradas: desde un comercio que puede acceder a las distintas soluciones (presenciales y no presenciales) para dar continuidad a su negocio –y en todo Chile-; y, por otro lado, de cara al usuario, con experiencias más ágiles, simples y seguras, en pro de los nuevos hábitos de consumo.

 

Blumel añade que “la comunicación de Transbank, Webpay y Onepay se diferencia y conecta entre sí, vinculando comercios y usuarios con experiencias simples y seguras, cada una desde su propio tono y estilo, algunas más lúdicas y otras más enfocadas en el compromiso de marca”.

 

Tras meses de trabajo para dar vida a la nueva identidad e imagen, el feedback que ha recibido la compañía desde el debut de la renovada comunicación ha sido muy positivo. “Hemos visto que un lenguaje más simple, y una marca más cercana e inclusiva, ha dado más fuerza a este propósito de marca de conectar y de visibilizar esta nueva compañía extendida”.

Compartir en: