Televisión en tiempos de pandemia

Pablo Greco Director comercial Turner Chile

 

“Nunca dejes que una crisis grave se desperdicie, lo que digo con esto es que con ella hay una oportunidad para hacer lo que pensabas que jamás podrías lograr”.

Estas palabras de Rahm Emanuel, quien fuera jefe de Gabinete del gobierno de Barack Obama, cobran mucho sentido en la crisis que a nivel global estamos viviendo. Particularmente, en el caso de la industria de la televisión, la pandemia se ha transformado en uno sus mayores desafíos desde su masificación a mediados del siglo pasado. Porque más allá de cualquier contexto social y político, por primera vez en la historia, este medio de comunicación se ha visto enfrentado a la cancelación temporal de gran parte de sus producciones -con excepción de la programación enfocada en informar a la población- y con ello, la obligación de buscar contenidos que hagan sentido a la audiencia y a los avisadores.

 

Parecen obvias las razones de este cese de la producción: proteger a nuestros colaboradores y evitar la expansión del coronavirus, pero, como bien dice Emanuel, las crisis traen oportunidades y la oportunidad, en este caso, vino de la mano de la tecnología y del avance de la comunicación online. En Turner Chile no lo pensamos dos veces, y la emigración del estudio de televisión a las casas de muchos de nuestros conductores fue casi inmediata, se eliminaron las entrevistas cara a cara, pasando a ser videollamadas.

Con ello pudimos mantener la programación de muchos de nuestros programas en vivo. Por otro lado, los consumidores han cambiado sus prioridades y expectativas, lo que muchas marcas han sabido leer muy inteligentemente en este momento y han volcado su publicidad a los lenguajes propios del escenario actual, con muy buenos resultados. Y en ese sentido, debemos saber reaccionar rápido a estas nuevas necesidades. Pero había que ir más allá, sin la grabación de programas de entretención emblemáticos de Chilevisión como “Pasapalabra”, “Yo Soy”, o en el caso de Canal del Futbol, sin su materia prima que es la transmisión deportiva en vivo, había que hacer algo para seducir a los auspiciadores con formatos que, en el contexto de una pandemia, agregaran valor a sus marcas. Así, nacieron proyectos como “Casa Estudio” de Chilevisión, un espacio misceláneo de conversación entre diversos rostros del canal, que desde sus casas se comunicaban y realizaban entrevistas a diversas personalidades para acompañar a la audiencia en tiempos de cuarentena y que tuvo un interesante retorno comercial.

 

Otro proyecto que nos enorgullece fue la organización y transmisión del primer torneo de E-Sports de Chile, transmitido por CDF y en su última versión también por Cartoon Network, donde se convocó a diversas personalidades del deporte y de la TV para jugar online partidos de Pro Evolution Soccer (PES). Su resultado sumó interesantes cifras de audiencia, retorno en prensa e interacción en redes sociales, además de una serie de marcas vinculadas a la tecnología, conectividad y tecnología, dispuestas a ser auspiciadores del proyecto. Un golazo virtual.

 

Así, y en tiempo récord, hemos logrado generar formatos de programación con menores recursos y confiando ciegamente en el uso de la conectividad y las nuevas tecnologías, pudiendo con ello conocer a nuestras audiencias bajo nuevas perspectivas y mejorando nuestra capacidad de entendimiento frente a sus intereses. La crisis nos obligó a tomar riesgos, pero logramos también identificar las oportunidades que hoy nos ayudan a fortalecernos como industria.

Compartir en: