Respeto: el faro que guía a Nescafé

El respeto es el valor que Nescafé ha tomado como fundamental dentro de su propósito de marca. “La única manera de hacer el mejor café es con respeto”, dice Juan Pablo Cañas, Senior Marketing Manager de la marca. “Tenemos la creencia que las relaciones mejoran la calidad de vida de las personas, y como creemos en esto, usamos el café como el vehículo que las provoca e incentiva. Pero estas relaciones, para que tengan el impacto deseado, deben basarse en el respeto. Este valor que transforma todo lo que toca, es parte de nuestro propósito de marca”, agrega.

Como una forma de concretar este valor, Nescafé está colaborando con el programa de la Fundación Base Pública “Café Público”, una producción de 10 capítulos que se transmite a través de la web de la organización, estructurado sobre 10 emociones y 20 personajes que las han vivido. “Un espacio para empoderar a las personas y demostrarles que, al escucharse con respeto, se genera algo maravilloso, impensable entre dos personas improbables dispuestas a escucharse”, explica Cañas.

El propósito como hoja de ruta y faro que guía decisiones de negocio y lo largo de la cadena de valor: desde la relación con los caficultores hasta el tostador del café en la fábrica de Graneros. “Esta manera de actuar siempre ha sido parte de nuestra cultura en Nescafé. Llevamos más de 75 años con la marca en Chile, y nos hace muchísimo sentido contarles a las personas por qué hacemos las cosas de la manera que lo hacemos, sobre todo en estos tiempos donde el respeto hacia todo y todos es lo que nos gustaría ver más seguido. Esa es la misión que tenemos con Café Público: Juntos por una cultura del respeto. Nuestra responsabilidad es la de poner en práctica lo que decimos, para hacer un aporte real a través del ejemplo”.

Este propósito está al centro de todas las actividades de la marca. “Lo vivimos todos los días como equipo de marketing ya que estamos convencidos que, si hacemos las cosas con respeto, estaremos aportando positivamente en las comunidades donde operamos, para compartir el valor que creamos a través de la preferencia de millones de hogares en Chile que nos prefieren todos los días”, precisa el ejecutivo.

El programa Nescafé con respeto busca un futuro sustentable, poniendo énfasis en el cultivo y producción del producto con respeto por el medioambiente, reducción del impacto de los envases y el Plan Nescafé, que mejora la productividad, optimiza los costos de producción de los cultivos y prepara a los caficultores de los países productores de café para enfrentar amenazas ambientales que puedan afectar a sus cosechas.

 

El valor de escucharse

El programa Café Público es una colaboración entre Fundación Base Pública y Nescafé, se transmite a través de www.basepublica.cl y sus episodios quedan alojados en las plataformas digitales de la fundación. “Cada episodio permitirá inspirar a la audiencia a través de dos personas improbables dispuestas a escucharse. A partir de una experiencia vivida, los protagonistas recorrerán las emociones más fundamentales de la experiencia humana, en un viaje que nos invita a transformarnos desde una conversación relevante, honesta y horizontal. explica Nicolás Cruz, Director Ejecutivo de Fundación Basepública, agregando que “el principal objetivo de este proyecto es promover espacios de diálogo y respeto en nuestra sociedad, esta apuesta nos permitió compartir propósito con Nescafé, fue un trabajo mancomunado, ejemplo de colaboración entre la empresa y la sociedad civil, gracias a esa visión hoy podemos estar produciendo este programa”. “Para Nescafé es muy gratificante estar detrás de un proyecto como éste, que nos invita a hacernos parte de los grandes desafíos sociales, a través de la promoción del respeto y el diálogo. Como marca nos hemos preocupado de desarrollar cada uno de nuestros procesos de elaboración con el ‘respeto’ como punto de partida, escuchando y trabajando en conjunto y en armonía con nuestras comunidades vecinas y trabajadores”, destaca Juan Pablo Cañas. Resiliencia, gratitud, coraje, soledad, quiebre, pérdida, rabia, prejuicio, entrega y miedo, serán los estados a través de los cuales la audiencia podrá compartir las experiencias de personajes como Paulina Urrutia, Felipe Berríos, Pablo Zalaquett, la religiosa Nelly León, José Andrés Murillo, Francisco Saavedra, entre otros.

Compartir en: