Nuria Hernández, Country Manager Unilever Chile

“Tenemos un rol fundamental en impulsar cambios y buenas prácticas en la sociedad”

La ejecutiva enfatiza que solo las compañías y marcas con propósito perdurarán en el tiempo, frente a consumidores muy selectivos que valoran la coherencia y la innovación y que observan lo que las empresas están haciendo en estos momentos de crisis.

 

 

Nuria Hernández asumió como Country Manager de Unilever Chile hace menos de un año y le tocó asumir el desafío de liderar en un período muy complejo. “Es en momentos como éste donde las empresas tenemos que demostrar nuestra capacidad de adaptación y liderazgo, así como también reforzar el rol público y social que cumplimos”, afirma.

“Sabemos que en una emergencia como la que estamos viviendo hoy, la posibilidad de acceder a bienes básicos es una prioridad para las personas y, al ser la mayor empresa productora de jabón en el mundo y un fabricante relevante de alimentos, tenemos una tremenda responsabilidad, por lo que hemos tenido que ir flexibilizando y modificando nuestros procesos, con el fin de garantizar el abastecimiento a la población, a la vez que resguardamos la seguridad de nuestros colaboradores”, agrega.

 

 

¿Cuál es su visión del rol que tiene el avisaje y la comunicación comercial en la sociedad?

Como una de las principales empresas avisadoras del mundo, creemos que tenemos un rol fundamental en impulsar cambios y buenas prácticas en la sociedad. Nuestra comunicación puede tener un gran impacto, lo que conlleva también una gran responsabilidad. Por nuestra parte, nos hemos comprometido como compañía a transmitir mensajes que promueven nuestros principales pilares, como la diversidad y sustentabilidad, evitando caer en estereotipos y relevando el propósito de nuestras marcas.

 

 

¿Cuál es para usted la importancia que tiene el marketing dentro de una compañía y su capacidad para responder a las necesidades actuales de los consumidores?

El consumidor de hoy en día es cada vez más selectivo y recibe mucha información simultáneamente, por lo que el desafío está en la coherencia y en la innovación constante.

En Unilever creemos que las compañías y las marcas con propósito son las que perdurarán en el tiempo. Buscamos que la comunicación y las campañas de nuestras distintas marcas sean coherentes con nuestros pilares de sustentabilidad, potenciando causas o nuevas formas de hacer las cosas a través de ellas. Algunos ejemplos de ello son nuestros detergentes, comprometidos con causas medioambientales, Dove con su cruzada por eliminar los estereotipos, o nuestra mayonesa Hellmann´s, comprometida con evitar el desperdicio de alimentos.

Nuestros productos y marcas deben reflejar nuestra visión sustentable, tanto en su elaboración como en su comunicación, a la vez que se involucran e impulsan iniciativas concretas en la sociedad.

 

 

¿Qué rol tiene Unilever y sus marcas frente a la crisis sanitaria que afecta al mundo y a Chile, y qué acciones hacia la comunidad han tomado de acuerdo a ese rol?

Las empresas somos actores relevantes de la sociedad y como tales tenemos la responsabilidad de actuar ante la contingencia. Lo primero, con el resguardo de la salud y la seguridad de las personas. Nuestros colaboradores son los verdaderos responsables de que los productos puedan seguir llegando a los hogares de las personas y tenemos la responsabilidad garantizar su seguridad, lo que hacemos con estrictos protocolos de prevención y una serie de medidas adicionales adaptadas al contexto local, que incluyen haber adaptado la infraestructura, los turnos y el transporte, entre otras medidas.

Pero creemos que también hay que ir más allá. Tenemos un compromiso con Chile y su comunidad y, por eso, buscamos la forma de generar un verdadero aporte a quienes más lo necesitan. En este contexto, como compañía nos comprometimos a aportar productos de higiene y alimentos a través de la entrega de 100 mil kits, distribuidos a través del Ministerio de Vivienda y de fundaciones como Desafío Levantemos Chile y Red de Alimentos.

Además, gracias a la motivación y esfuerzo de un grupo de ingenieros de la compañía, hemos podido elaborar más de 300 escudos faciales para los profesionales de la salud, que entregamos directamente a la Cenabast.  

 

 

¿Cómo han asegurado la cadena de abastecimiento en medio de las restricciones sanitarias?

Como empresa de bienes de consumo cumplimos un rol fundamental para asegurar el abastecimiento en todos los hogares del país y es por eso que hemos tomado todos los resguardos necesarios y hemos incorporado prácticas de otros mercados desde el inicio de la crisis sanitaria, para cumplir con ese compromiso.

Para poder alcanzar los niveles de producción requeridos en la emergencia y resguardando todos los protocolos de seguridad, pusimos en marcha un plan de producción y distribución adicional, basado en la experiencia de Unilever en China, para intentar dar respuesta a la altísima demanda que se está dando en algunos productos, intentando maximizar la red de suministro de materias primas, materiales de envasado y la capacidad productiva tanto en fábricas propias como a través de terceros estratégicos.

Adicionalmente, y dado este aumento en la demanda, hemos reforzado nuestro portafolio con productos provenientes de otros lugares de la región, desarrollando una red de colaboración con los demás países de Latinoamérica con el fin de compartir buenas prácticas y potenciales suministros.

 

 

¿Qué medidas han implementado internamente para resguardar la salud de sus colaboradores?

 

Desde el comienzo, y aun cuando el virus no había llegado a Chile, hemos seguido estrictos protocolos de seguridad para resguardar la salud de nuestros colaboradores. Para eso hemos adoptado desde febrero medidas de prevención para evitar el contagio, como por ejemplo, la instauración del teletrabajo desde el 16 de marzo para todos los trabajadores administrativos. Hoy solo están asistiendo quienes deben necesariamente cumplir sus funciones de manera presencial. Para ello, nos ayudó mucho que desde hace tiempo estábamos implementando gradualmente el teletrabajo en nuestro día a día.

 

 

Como compañía multinacional, nos hemos alineado a las directrices globales de protección y prevención, adaptándolas también a la realidad local. Así, hemos implementado diversas medidas, tales como la disposición de más buses de acercamiento para los trabajadores que deben asistir de forma presencial, en busca de asegurar el distanciamiento de 2 metros entre cada persona; la toma de temperatura periódica a los trabajadores, la apertura de nuevos accesos para evitar aglomeraciones, la demarcación de los espacios para señalar cuál es la distancia mínima que se puede tener con otra persona, la instalación de máquinas de reconocimiento facial que no requieren contacto físico de ningún tipo, la nueva disposición de los escritorios y la instalación de barreras y separadores en el casino, entre otros.

 

Todas las medidas han sido comunicadas oportunamente a todos los trabajadores de la compañía, a través de mailing, afiches y comunicación directa de parte de los líderes en las fábricas. La comunicación se actualiza diariamente y los protocolos se difunden internamente entre todos los colaboradores de Unilever, además de ser compartidos con la industria en busca de incentivar a que las buenas prácticas sean replicadas. Además, todos los viernes realizamos una reunión virtual con toda la compañía donde nos actualizamos sobre el estado de salud de las personas, nuevas medidas, canales de apoyo y consulta, y hay espacio para dudas o comentarios.

Compartir en: