Marcas en época de cambios

El año que recién dejamos atrás terminó de una forma muy distinta a la que cualquiera hubiera podido imaginar, dejándonos en un escenario completamente nuevo para encarar el 2020. La crisis social que atraviesa el país nos ha puesto a todos a prueba, levantando nuevas conversaciones e instalando una incertidumbre aún mayor que la que nos imponía el ya complejo devenir del mundo.

 

Las personas cambiaron el foco de sus preocupaciones e intereses, y la reflexión sobre el futuro del país copa grandes espacios. Son tiempos difíciles frente a los que tenemos poco control y abunda la incertidumbre, pero donde cada uno, en el ámbito en el que actúa, puede poner un grano de arena para salir adelante

 

Desde el mundo del marketing tendremos grandes desafíos y oportunidades; ya existía evidencia en diversos estudios que las personas prefieren marcas con valores reconocibles, que tomen posición frente a los desafíos de la sociedad. Los acontecimientos de los últimos meses exigen profundizar en aspectos como la comprensión y empatía con lo que necesitan y anhelan las personas.

 

La reflexión sobre el rol de las marcas en la sociedad debería salir del ámbito de lo tácito para concretarse en acciones que conecten con las emociones de las audiencias y sus necesidades. La mirada está puesta sobre todo y todos, y no hay espacio para seguir igual que antes.

 

Desde hace algún tiempo venimos advirtiendo de la falta de conexión con las audiencias, del peligro de la falta de creatividad en la publicidad, del exceso de contenido sin valor, incluso de cierta saturación que existe en la comunicación comercial, algo que más que nunca tenemos que abordar con buenas prácticas, mostrando compromiso, coherencia, empatía, apego a propósitos que conecten con la gente. La complejidad del mundo en que actuamos, y nuestra propia realidad, nos brindan un abanico casi interminable de caminos que se pueden tomar considerando la trayectoria y propósito de la marca. Esto abre la perspectiva también para potenciar la innovación y encontrar soluciones para la vida cotidiana.

 

marcas en época de cambios

 

Los estudios post comienzo de la crisis están mostrando cautela y racionalización del consumo, algo totalmente esperable en un escenario así, y hay evidencia también de cambios en los comportamientos de consumo en busca de abastecimiento seguro, que sin duda afectará la importancia de los diversos canales de distribución de bienes y servicios, pero Chile seguirá avanzando y profundizando el uso de nuevas tecnologías y con ellos el comercio electrónico acelerará aún más su desarrollo, encontrando un despegue definitivo en las preferencias de muchos chilenos y con ello la obligación de entender cada día mejor al consumidor digital.

 

Como representantes de los avisadores de Chile y actores fundamentales de las comunicaciones comerciales y el marketing, reiteramos nuestra defensa irrestricta a la libertad de expresión comercial y su legítimo e importante rol dentro de una sociedad libre y democrática. No podemos sino mirar hacia adelante, esperando que todos los actores de la sociedad estén a la altura de las circunstancias para avanzar hacia un país donde todos se sientan satisfechos. Será un año complejo en el que esperamos que la reflexión nos haga a todos un poco mejores.

 

Fernando Mora Presidente de ANDA

Compartir en: