Los esfuerzos deben concentrarse en lo que las personas quieren transmitir.

 

Eduardo Martínez, presidente de Archi

 

Eduardo Martínez, presidente de Archi:

 

Como gremio, observamos con preocupación el momento pero, al mismo tiempo, nos permite reflexionar sobre el grado de responsabilidad que les compete a los medios de comunicación en este estadillo social, en la falta de empatía con los problemas reales de la gente. Estas semanas representan un importante punto de inflexión que nos debe hacer cuestionarnos dónde y en qué fallamos; pero, sobre todo, nos debe movilizar para hacer mejor nuestra labor.

 

Ante todo, la industria radial tiene una visión irrestricta hacia la defensa del estado de derecho con apego total a la defensa de la democracia.

 

Uno de nuestros principales objetivos radica en informar con la mayor veracidad, buscar vías sin alarmismos que nos permitan entregar claridad y transparencia a nuestras audiencias, lo cual nos obliga a estar en un estado de alerta y actualización permanente en todos aquellos temas que le interesan a la ciudadanía.

 

En estas semanas de movilización, existe un consenso inequívoco de que Chile no volverá a ser el mismo que conocimos hasta el 18 de octubre pasado y, en esa lógica, creemos que una de las conclusiones más claras a las que hemos llegado, es que hoy los medios deben cifrar sus esfuerzos no en aspirar a que la ciudadanía nos escuche -como ocurre en el caso de la radio- sino más bien, los esfuerzos deben concentrarse en lo que las personas quieren transmitir o decir. Hoy, más que nunca, debemos escuchar a las audiencias.

 

No me cabe duda que el próximo año será un año difícil en lo económico para la industria de las comunicaciones y en la relación con las audiencias. Tendremos que estar alertas y poner el foco de nuestro accionar en las radios más pequeñas, principalmente en regiones.

 

La fragilidad de la industria publicitaria por concepto de avisaje siempre ha sido un tema delicado, ya que, a pesar de la predilección, cercanía y credibilidad de la radio, estos atributos ampliamente respaldados por encuestas o estudios de opinión, no se condicen con la inversión publicitaria que se realiza Los esfuerzos deben concentrarse en lo que las personas quieren transmitir Eduardo Martínez, presidente de Archi: en este medio de comunicación. Dicho lo anterior, esperamos una pronta vuelta a la normalidad de nuestro país, y que ello traiga aparejado más tranquilidad para las radios desde el punto de vista publicitario.

 

Post estallido social, la merma por concepto de campañas fue gigantesca, con una disminución de un 70% en la inversión, lo cual ha repercutido enormemente en la industria radial, especialmente en regiones. Pese a todo, la situación ha repuntado con las semanas, aunque con parámetros mucho más bajos a los previstos para estas fechas. Lo anterior, claramente, implica buscar fórmulas que permitan rearticularnos de manera sostenida en el tiempo.

 

Pese a la coyuntura, creo que es el momento de atreverse, las grandes dificultades también representan oportunidades que hay que atreverse a explorar, siendo más osados, creativos y dúctiles. Es tiempo de sumar y converger para que todos salgamos adelante con más fuerza y compromiso.

Compartir en: