Los chilenos se pusieron cerveceros

En celebraciones y todo tipo de eventos no puede faltar, y su crecimiento en los últimos años es enorme; la cerveza tiene un lugar de privilegio entre los chilenos. Lo demuestra la información que entrega la Asociación de Productores de Cerveza de Chile, Acechi, basada en datos del Servicio de Impuestos Internos, al 2015 en Chile hay 587 empresas con giro de elaboración de cervezas, creciendo fuertemente desde las 30 que existían en 2005. En cuanto a ventas de las empresas con giro en la elaboración de cervezas, entre 2005 y 2015 se observó un crecimiento promedio de un 10,8% real anual, llegando a los 24 millones de UF en 2015, mostrando un claro crecimiento de la industria. Un crecimiento que también se ve reflejado en el consumo per cápita de cerveza en el país, el que pasó de 25 litros anuales en 2002 a 47 en 2017. Esto significa que en los últimos 15 años, el aumento fue de un 88%, siendo un producto cada vez más valorado por los chilenos. “La industria hoy se enfrenta a un consumidor cada vez más informado, más curioso y más exigente, lo que ha potenciado la innovación de la industria y permitido el desarrollo de productos muy variados, los que responden a gustos y ocasiones de consumo muy diversas”, dice Ximena Bravo, gerente general de Acechi.

Para todos los gustos:

Una encuesta realizada por esta asociación evidenció que hoy, en promedio, los productores elaboran hasta seis variedades diferentes. A la tradicional lager se suman cervezas negras, rojas, de trigo y frutales, entre otras. Paralelamente, el ingreso de nuevos actores al mercado ha obligado a impulsar una diferenciación de los productos, fomentando el desarrollo de variedades para cada ocasión. Xavier Lombardo, gerente de Marketing de Cervezas de CCU Chile, expresa que “la industria está siempre AUNQUE AÚN DISTANTES DEL CONSUMO DE PAÍSES COMO VENEZUELA, BRASIL Y MÉXICO, LAS VENTAS MUESTRAN UN CRECIMIENTO PROMEDIO DE MÁS DE 10% ANUAL, IMPULSADO POR LA INNOVACIÓN DEL MERCADO. buscando innovaciones que permitan satisfacer las demandas de consumidores cada vez más exigentes”. En ese sentido, precisa, “un acierto fue la introducción de las Cervezas sin Alcohol. CCU fue pionero con Cristal Cero hace varios años y este 2018 lanzamos Heineken Cero en Chile como primer país en Latinoamérica. Esta categoría permite llegar a la gente que quiere seguir activo durante el día y en el almuerzo prefiere maridar con una bebida que no sea dulce y más natural”.

Tendencias de consumo

Lombardo identifica tres tendencias principales en el mercado de la cerveza: • Premiunización, debido al crecimiento secular de la renta en Chile vs el resto de la región. • Artesanalidad, debido a la participación creciente del segmento millennial y Z en el consumo de la categoría. • Segmentos sin alcohol, debido a una mejora sustancial en los métodos de producción, que permiten obtener cerveza con el mismo sabor original, que se puede disfrutar en nuevas ocasiones de consumo.

A través de la innovación, la industria cervecera ha logrado ampliar los momentos de consumo y romper la tradicional estacionalidad de esta bebida. Es el caso de las cervezas sin alcohol y las light –que tienen menos de 3,5° de alcohol-, que, con menos de una década en el mercado, han desarrollado un nuevo nicho de consumo con una demanda creciente. “El consumidor ha migrado a nuestro producto desde otras bebidas alcohólicas, al descubrir que acompaña muy bien todas sus comidas y reuniones sociales, y que es compatible con un estilo de vida saludable”, apunta la gerente de Acechi. En este contexto, CCU está potenciando su portafolio. “Fundamentalmente los consumidores están buscando un buen sabor, y están cada vez más atentos a una buena calidad de elaboración. De la aspiracionalidad de décadas pasadas, están volcándose a beneficios más bien funcionales”, agrega Xavier Lombardo.

Oportunidades y desafíos:

Para el gremio productor de cerveza, los principales desafíos van de la mano del compromiso con el consumo inteligente. “El gremio cervecero se ha destacado a través de los años, por promover el disfrute de nuestros productos en ambientes sanos, prefiriendo productores establecidos y con estándares de calidad, y acompañando distintas ocasiones de consumo. Asimismo, nos oponemos a la venta y consumo en menores de edad, embarazadas y conductores”, afirma la gerente de Acechi. ¿Qué proyectos tiene la asociación actualmente? El gremio cumplió 15 años en 2017 y ya cuenta con más de 20 socios, tanto productores como proveedores. Hoy está embarcado en un gran proyecto, que es la feria “Chile, País Cervecero”, que se realizará el 29 de septiembre en la calle General Holley, en Providencia. Este encuentro se ha concebido como un espacio para celebrar la cultura cervecera, donde estarán presentes los fundadores y maestros cerveceros de las principales marcas del país, para conversar con los consumidores acerca de las cervezas, variedades, maridaje, ocasiones de consumo, entre otros. Todo esto en un ambiente urbano relajado, con música en vivo, carros de comida y mesas tipo picnic, para quedarse a disfrutar de las mejores cervezas chilenas en un día de primavera.

El impulso de los artesanales

De acuerdo a estimaciones del gremio, el sector de cerveceros artesanales representa poco más del 1% de la producción total de cerveza en el país, y muestra tasas de crecimiento de entre 15 y 20% anual. Esto explica, en parte, el impulso de los productos Premium y la diversidad en el resto de las categorías. “A pesar de que en nuestro país aun representan una fracción menor del mercado total –acota el ejecutivo de CCU, han sido muy relevantes desde el punto de vista de reactivar el involucramiento del consumidor con la categoría, poner énfasis en el sabor y calidad de los productos. Desde el punto de vista de CCU, nos ha impactado positivamente dado que todo nuestro sistema de negocio se enfoca en proveer productos de alta calidad, frescura y valor para el consumidor”. Ximena Bravo apunta que otro aspecto destacado en el mercado de la cerveza, especialmente el artesanal, es que genera identificación local. “Muchos productores han apostado por incluir ingredientes propios de la región que representan, como calafate, maqui, boldo, arándano, poleo, chañar, entre otros. En este sentido la cerveza se ha convertido en un importante conector del consumidor con la realidad local, con su propia zona, generándole una identificación fundamental con su territorio”.

 

 

 

Compartir en: