La adaptación en tiempo récord de la educación superior

De un día para otro, miles de estudiantes debieron dejar las clases presenciales y pasar a las aulas virtuales y clases remotas, un desafío que aceleró una tendencia y que ha debido combinarse con programas de apoyo económico, sicológico y académico a los alumnos.

 

Una realidad sin precedentes es la que ha provocado el Covid-19, obligando a una urgente adaptación que ha sido especialmente drástica en el área de la educación. Casi sin retomar las clases tras las vacaciones las instituciones de educación superior debieron trabajar contrarreloj para reemplazar las clases presenciales por sistemas online.

Claudio Duce, director general de Vinculación con el Medio y Educación de Duoc UC, dice que enfocaron la situación “entendiendo que hoy son las personas las que más nos necesitan como institución”.

 

Claudio Duce, director general de Vinculación con el Medio y Educación de Duoc UC

 

Si bien el sistema de clases remotas ya se estaba adoptando y representaba una fuerte tendencia para el sector, la pandemia obligó a acelerar el proceso y completar la adaptación en pocas semanas.

“Hemos realizado enormes esfuerzos en adaptarnos a las situaciones de nuestros alumnos, docentes y administrativos, no solo con todo lo que significa levantar un sistema de clases remotas que estábamos en plena etapa de adopción, sino que también entregando un apoyo social y de bienestar que nos permitan mantener un equilibrio entre todos quienes integramos la comunidad del Duoc UC (sus familias, sus seres queridos) entregando apoyo psicológico, médico y de orientación y con ello  dar continuidad y sostenibilidad a nuestra operación, buscando entregar estabilidad y apoyo en estos difíciles momentos”, explica Duce.

 

Adaptación en varios frentes

 

La facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile tomó medidas en diversas áreas “bajo un contexto de incertidumbre por no saber cuándo volveremos a nuestras rutinas presenciales, con una gran probabilidad de tener estudiantes, docentes y funcionarios con problemas de concentración, ansiedad y conexión a internet, y debiendo proteger la salud de cada integrante de nuestra comunidad”, dice Roberto Álvarez, director de la Escuela de Economía y Administración de la FEN, U.de Chile.

 

Roberto Álvarez, director de la Escuela de Economía y Administración de la FEN.

 

En el ámbito académico, en primer término se reestructuró el semestre presencial planificado y reemplazó por un semestre online sin precedente alguno, lo que significó capacitar a estudiantes y docentes en plataformas online destinadas a potenciar la enseñanza y aprendizaje virtual, monitorear y controlar constantemente el proceso de aprendizaje de los/as estudiantes, desde la entrega de contenidos hasta su evaluación, y flexibilizar ciertas exigencias académicas como la eliminación del requisito de asistencia para aprobar los cursos, autorizar la eliminación de cursos hasta el último día de clases y reducir la duración de las clases de 1 hora y 20 minutos, a 1 hora cronológica.

 

En relación con el apoyo estudiantil, la FEN creó el programa de apoyo para mechones, a quienes se les designó un tutor; está otorgando conexión a internet, infraestructura tecnológica y asistencia técnica a quienes no contaban con acceso a estas herramientas para participar activamente en sus clases online, y se aumentó la cobertura del apoyo psicológico, implementando diversas actividades de apoyo psicosocial que permiten orientar, apoyar y contener a la comunidad estudiantil.

Todo ello a la par que se instauró un sistema de trabajo a distancia para los profesionales y funcionarios que mantiene el funcionamiento de la facultad.

 

Duoc UC, en tanto, extendió el primer semestre e implementó la plataforma Ambiente Virtual de Aprendizaje junto a la aplicación Collaborate (Blackboard), donde los estudiantes tienen clases a distancia en tiempo real, las que además queden grabadas y puedan ser vistas cuantas veces quieran en cualquier horario; y en forma paralela se dispuso de Microsoft Teams como una segunda plataforma.

Al inicio de la pandemia, la organización realizó una capacitación voluntaria a docentes y alumnos para usar las plataformas virtuales, y todos los meses hay una semana de repaso para revisar el contenido presentado en las clases remotas.

 

Apoyo a sus estudiantes

 

El cambio de rutinas, el aislamiento social y la exigencia de contar con tecnología y acceso a internet para las clases online tienen repercusiones sicológicas y económicas en muchos alumnos, realidad que fue asumida por estos planteles, que implementaron medidas de apoyo.

Duoc UC aseguró la conectividad de sus alumnos implementando la entrega gratuita de datos móviles, contando con más 53 mil estudiantes acogidos al beneficio, que se hizo extensivo a docentes y administrativos que lo necesitaran. Adicionalmente, ha entregado en préstamos más de 3 mil computadores, está brindando opciones para alumnos con dificultades para cumplir con el pago del semestre, ha otorgado a cerca de 32 mil estudiantes apoyo en alimentación y materiales y desarrolló un servicio de apoyo psicológico y manejo de stress para alumnos.

Por otra parte, los estudiantes pueden acceder a formación complementaria online gracias a  alianzas con reconocidas instituciones extranjeras, así como a un programa de extensión cultural y a una serie de programas extracurriculares online con talleres de deportes, actividad física, cuidado de la salud mental, herramientas para mejorar el futuro laboral y técnicas de estudio en este periodo de cuarentena.

 

“Nuestro rol hoy es más fuerte e importante que nunca, pues frente a la crisis debemos aportar en el desarrollo de personas, que sepan enfrentar los momentos difíciles por el bien de una sociedad que necesita a nuestros técnicos y profesionales y que, sobre todo, tengan la capacidad y las ganas de reinventarse para ser un aporte hoy, y continuar siéndolo el día de mañana”, enfatiza Claudio Duce.

La FEN de la Universidad de Chile, en tanto, amplió la cobertura de sus programas de Apoyo Psicológico, Bienestar Estudiantil, Inclusión, entre otros, dispuso de un grupo de profesionales que reciben las solicitudes de apoyo de los estudiantes que necesiten internet para participar en las clases online, como también laptops y Ipads, aceleró la entrega de becas de emergencia para quienes requieran apoyo económico, realiza programas de autocuidado que fomenten el cuidado de la salud mental y física de toda nuestra comunidad y dispuso de un semestre gratuito, en el verano 2021.

 

“Estamos garantizando que ninguno de nuestros estudiantes se quede sin un adecuado acceso al aprendizaje online, mientras que como formadores de profesionales de excelencia, estamos haciendo todo lo necesario para mantener la calidad de las clases y las exigencias académicas en un entorno complejo”, destaca Verónica Pizarro, directora de la Escuela de Sistemas de Información y Auditoría, FEN, U. de Chile.

 

Verónica Pizarro, directora de la Escuela de Sistemas de Información y Auditoría FEN U.de Chile

 

Para el futuro, lo que estas instituciones proyectan es continuar la innovación para la educación no presencial, modernizar los currículos académicos y los sistemas de aprendizaje y evaluación. Claudio Duce afirma que eta crisis sanitaria “nos está enseñando a no temer a lo nuevo y sobre todo, nos enseña a que somos capaces de seguir aportando con una educación de calidad, porque finalmente esa es nuestra principal meta y compromiso con nuestros miles de estudiantes”.

Compartir en: