El valor de las empresas para sortear la crisis

Fernando Mora Aspe Presidente de ANDA

 

Aunque es parte de nuestras vidas, venimos hace tiempo escuchando la palabra incertidumbre asociada con el mundo y la época en que vivimos, pero nunca se hizo tan concreta como ahora, con una pandemia que se nos vino encima y nos acorraló a un contexto sin precedentes.

 

No sabemos bien cuál será la realidad que nos espera a la salida y todos navegamos con información que, literalmente, va cambiando a diario. En este escenario, donde la población está en busca de certezas y apoyo, las empresas han tenido un rol muy preponderante. Su respuesta ante todas las facetas de la crisis ha sido rápida, eficiente y valiosa, entregando seguridad en el abastecimiento de productos y servicios –uno de los principales temores de la población– desde el primer día de la emergencia.

 

Continuar la operación asegurando las medidas necesarias para cuidar la salud de sus colaboradores y clientes no es tarea fácil. Pasar de una modalidad presencial al teletrabajo y la teleatención es un proceso que normalmente llevaría meses e incluso años, y que en estas circunstancias se hizo de un día para otro. Es un esfuerzo que debe ser reconocido. Las medidas de apoyo a clientes y beneficios excepcionales no se hicieron esperar, y salieron a dar un respiro en medio del frenazo de la economía producto de las medidas de distanciamiento y el cierre de establecimientos comerciales, todo esto en medio de la complejidad de sobrevivir financieramente en un contexto tan difícil. Estas medidas han sido valoradas por la comunidad. De acuerdo a un estudio de CustomerTrigger, en colaboración con el Observatorio Sociedad Digital, Unegocios FEN de la Universidad de Chile, la entrega de “información sobre cuidado y medios de protección”, “fortalecimiento de sus canales digitales” y “alivios para el pago de obligaciones”, son las acciones empresariales que más valoran los chilenos.

 

A medida que avanzan las semanas, se ha hecho evidente la crisis económica y el impacto que está teniendo en la población, lo que ha motivado nuevamente la rápida reacción de empresas que están haciendo importantes donaciones en alimentos e insumos de primera necesidad. Este breve e incompleto repaso por las medidas que han implementado para ayudar a contener la crisis nos hace reflexionar sobre la creciente importancia que las empresas y marcas tienen en el mundo de hoy. La gente busca en las marcas respuestas, certezas y seguridad para su diario vivir. Según el estudio de Kantar Barómetro Global Covid-19, un 85% de los consumidores espera que las marcas les demuestren cómo pueden ser útiles en su vida, un 48% pretende que las marcas reduzcan sus niveles de ansiedad y entiendan sus preocupaciones, y el 51% espera ser ayudado en su día a día, con propuestas prácticas y realistas. Esta es una buena noticia. Las expectativas son altas, sí, pero se alinean con la misión que toda la vida han tenido las marcas, cual es ser útiles a las personas. Si una marca no es útil, no tiene sentido.

 

En momentos tan complejos e inciertos como los que estamos viviendo, este aspecto es clave. Hoy no basta entender a las personas, debemos centrarnos en las personas 100%, pensando en cómo las ayudamos a vivir mejor y poniendo todas nuestras capacidades en apoyarlas para sortear de la mejor manera posible esta crisis.

 

Fernando Mora Aspe

Presidente de ANDA

Compartir en: