El futuro del trabajo en marketing es híbrido

Una combinación de lo mejor de la presencialidad y el teletrabajo parece ser el camino más probable para los equipos de marketing.

 

Un estudio mundial de Accenture mostró que el 83% de los trabajadores quiere que el futuro del trabajo sea híbrido. En el caso de Chile, de acuerdo con un estudio reciente de la misma consultora, la pandemia ha aumentado el teletrabajo, pero menos de lo esperado. Sólo 44% de los chilenos dijo que estaba trabajando más desde el hogar, mientras 46% afirmó que lo está haciendo con la misma frecuencia que lo hacía prepandemia. Sin embargo, más del 80% de las empresas chilenas afirmó que mantendrá el teletrabajo este año en diferentes niveles. Así también, los chilenos quieren el trabajo híbrido y 51% dice que se siente seguro de volver a la oficina en los próximos meses. Según el informe, 58% de los trabajadores a nivel mundial ha trabajado en un modelo híbrido durante la pandemia, mientras 25% se mantiene full en terreno.

 

La pandemia puso en la agenda la reflexión sobre el futuro del trabajo, y el formato híbrido parece tomar forma tras la experiencia generalizada de teletrabajo. Es la opinión de Eduardo Pooley, gerente de Marketing Corporativo y Digital de Bci, organización que durante la pandemia ha combinado la presencialidad en la atención de sus clientes en las sucursales, con el teletrabajo en las áreas en que esto es posible, como la de Marketing. Actualmente se está pensando en un retorno probablemente con un modelo híbrido organizado por equipos de trabajo.

 

“Al principio de la pandemia, que estuvieran todos remotos no tenía impacto en el sentido que había formas de trabajo y equipos conocidos, gente que ya sabía qué hacer y con quién contactarse, pero en la medida que ha pasado este año y medio, hay áreas que han tenido rotación de gente y donde un porcentaje importante es gente nueva que nunca se ha visto. Conocerse, interactuar en forma personal y el tener una relación un poco más cercana, más allá de lo profesional, siempre es bueno y ayuda, por lo tanto ese porcentaje de presencialidad va a ser importante en el desarrollo a lo largo del tiempo”, explica Pooley.

 

“Conocerse, interactuar en forma personal y el tener una relación un poco más cercana, más allá de lo profesional, siempre es bueno y ayuda, por lo tanto ese porcentaje de presencialidad va a ser importante en el desarrollo a lo largo del tiempo”

 

Y es que, si bien el teletrabajo ha funcionado bien y no se ha perdido eficiencia, “la presencialidad siempre va a ser importante y el mantener una relación permanente remota va desgastando, por lo que creo que el tema presencial va a ser de todas maneras fundamental para el desarrollo y el futuro, así que algún modo híbrido va a ser una solución más probable a la cual lleguemos”, agrega.

 

Como en todas las industrias, el teletrabajo presentó bastantes desafíos. Sin embargo, dice el ejecutivo, “como forma de trabajo y del punto de vista de comunicaciones como equipo, se establecieron rutinas de comunicación diaria, coordinación permanente, con mucha información compartida, y eso permitió que el trabajo se mantuviera, que fuera muy eficiente, tanto el trabajo interno como coordinación y presentaciones con agencias o proveedores. En general ha sido una buena experiencia”.

 

 

Una nueva forma de trabajar

Diana McAllister, marketing director Foods & Refreshments Chile de Unilever, explica que la compañía ya tenía un camino bastante avanzado en teletrabajo antes de la pandemia: “La contingencia solo aceleró el recorrido que habíamos iniciado hace un tiempo. Es así como este hábito que ya estaba instalado en la compañía se va a mantener para, cuando regresemos a las oficinas, priorizar las instancias presenciales para reunir a los equipos o impulsar oportunidades de colaboración entre distintas áreas, en línea con la nueva forma de trabajar que estamos impulsando en la compañía a nivel global, más ágil y flexible”.

 

La ejecutiva destaca que esta cultura les ayudó a sortear los desafíos de la pandemia, el tener que adaptar espacios personales como espacios de trabajo y compatibilizar la vida laboral con la familiar.

 

A través de la colaboración, la promoción de buenas prácticas laborales para todos los trabajadores de la compañía y la elaboración de un decálogo de buenas prácticas laborales, es compatibilización
se ha dado de forma sana y eficiente.

 

“Más allá del teletrabajo, lo que promovemos en Unilever es el trabajo flexible y ágil, que permita a cada uno de los que trabajamos en la compañía desplegar al máximo nuestras potencialidades”.

 

Con respecto al futuro del trabajo, la ejecutiva enfatiza que “más allá del teletrabajo, lo que promovemos en Unilever es el trabajo flexible y ágil, que permita a cada uno de los que trabajamos en la compañía desplegar al máximo nuestras potencialidades. Se trata de una nueva forma de trabajar que no solo tiene que ver con áreas específicas, sino que al contrario, busca promover y potenciar la colaboración entre las diferentes capacidades y experiencias. Es así como el futuro del trabajo no sólo considera mantener la modalidad de teletrabajo que ya teníamos bastante avanzada y en nuestro caso la pandemia sólo aceleró,
sino también un cambio en la manera en que nos relacionamos y desarrollamos proyectos de forma ágil y más flexible, lejos de las estructuras tradicionales”.

 

 

Beneficios del trabajo presencial

Los más de 9 mil encuestados a nivel mundial por Accenture identificaron los principales beneficios del trabajo presencial: 27% dijo que tiene un acceso más fácil a la tecnología; 25% que de esa forma puede colaborar mejor con sus colegas; 23% que tienen más espacio para innovar y una mejor rutina; y 22%, que así cuentan con una mejor visibilidad por parte de sus líderes. Respecto del teletrabajo: 34% resaltó la seguridad; 32% la calidad de vida y 31% la libertad.

 

“En primer lugar, el bienestar de los colaboradores debe ser la prioridad. Entregarles las herramientas y el apoyo necesario para poder enfrentar de forma efectiva esta nueva manera de trabajar”.

 

Nicolás Goldstein, presidente ejecutivo de Accenture Chile, afirma que las empresas deben, “en primer lugar, el bienestar de los colaboradores debe ser la prioridad. Entregarles las herramientas y el apoyo necesario para poder enfrentar de forma efectiva esta nueva manera de trabajar. Luego, diseñar espacios de trabajo que vayan transformándose de acuerdo con las necesidades de los colaboradores. En tercer lugar, es clave preparar hoy a las personas para trabajar en conjunto con nuevas tecnologías. En el caso de Chile, de acuerdo con un estudio reciente de Accenture y País Digital, si nuestro país invierte en nuevas tecnologías y en la preparación de las personas, podemos agregar US$ 13 mil millones al PIB del país”.

 

Diana McAllister, marketing director Foods & Refreshments Chile de Unilever

Image 2 of 3

 

 

Compartir en: