Comunicación en tiempos de crisis

Ernesto Corona, presidente de ANATEL

 

Enfrentamos una grave crisis institucional que está golpeando duramente toda la estructura democrática del país. Todo está siendo cuestionado y las diversas instancias de la sociedad sufren de crisis de credibilidad, lo que hace complejo encontrar caminos de superación. Ha sido inesperada y de una dimensión que nadie pudo prever. Sin duda, se requiere de una reflexión individual y colectiva de todos los componentes de la sociedad y, por cierto, de la televisión de libre recepción.

 

La televisión abierta reaccionó de inmediato en su rol fundamental para la comunidad: la información. Los canales entregaron prioridad absoluta al mundo noticioso con transmisiones ininterrumpidas durante más de una semana, lo que demandó un esfuerzo considerable, no previsto, en recursos humanos y materiales, habiéndose sacrificado absolutamente toda la programación habitual de cada canal. Lo inesperado y violento de los hechos generó, en todos los equipos de trabajo de la televisión, un desgaste físico y síquico notable. Unido a amenazas e intentos de tomas de las instalaciones de la televisión, junto con agresiones e intimidaciones a los trabajadores de la industria. Todas las estaciones de televisión abierta están en un proceso de reflexión interna sobre el rol que les correspondió en esta emergencia y evaluando propuestas de trabajo para perfeccionar y proyectar sus políticas futuras frente a situaciones similares. Como gremio, estamos colaborando en esta búsqueda y dialogando con las instituciones gremiales hermanas, Asociación Nacional de la Prensa y Asociación de Radiodifusores de Chile, entre otras, considerando las lecciones que nos dejan los hechos y cuál debería ser nuestra mirada al futuro.

 

La televisión abierta vive en reflexión permanente con sus audiencias. De los medios de comunicación, creemos que el que tiene un diálogo más permanente con la realidad, es la televisión abierta. Estamos todos los días mirando qué dicen nuestros televidentes y cómo satisfacemos sus legítimas inquietudes y requerimientos. Se están organizando propuestas por parte de cada canal para adecuarse al entorno actual de la sociedad y simultáneamente, se mira proyectos de mediano y largo plazo que convivan con lo que se cree será el entorno de Chile en el futuro.

 

Debemos seguir sin temor, defendiendo la libertad de expresión y entregando la más amplia y pluralista visión de la realidad de nuestro Chile. Debemos contribuir en devolver la confianza en el país, en sus instituciones y en sus fuerzas vivas. Tenemos el 2020 una gran oportunidad de llamar al reencuentro de los chilenos, cuando en abril se lleve adelante la Teletón, y en ello estamos trabajando en absoluta unidad con Mario Kreutzberger, la Fundación Teletón y todos los canales de televisión abierta.

 

En el estallido de la crisis, el avisaje desapareció de todos los medios y ello es explicable porque el país estaba paralizado, las empresas tenían los canales de comercialización no operativos y no era lógico difundir mensajes comerciales que no tenían sentido. Después, con posterioridad ha habido una lenta recuperación sin llegar a la normalidad, y confiamos que se logre restablecer la carga publicitaria.

 

Queremos destacar la importancia de la comunicación publicitaria para un país que mira al futuro. La publicidad permite al consumidor orientar adecuadamente sus selecciones de bienes y servicios, eligiendo la mejor opción.

 

Valoramos el rol fundamental de la comunicación publicitaria en una sociedad democrática porque permite, en todos los campos, al ciudadano actuar informadamente en sus determinaciones.

 

A los avisadores les queremos decir que la televisión abierta es el medio troncal de comunicación para la sociedad. Que en este período tuvimos casi diez millones de televidentes diarios y que, en el lento retorno a la normalidad, seguimos teniendo alta sintonía de televidentes. Que sus mensajes publicitarios son relevantes para que nosotros podamos entregar una mejor programación en plena sintonía con lo que aspira la comunidad y que estamos abiertos a evaluar autocríticamente los hechos y mirar al futuro.

 

Creemos en una efectiva alianza que permita a los avisadores y a la televisión abierta estar presentes en el Chile de hoy, entregando el mensaje publicitario adecuado para los requerimientos de nuestra sociedad.

Compartir en: