AMDD establece prioridades para 2021

Por primera vez en su historia y marcando un hito importante, el presidente de la AMDD (Asociación de Marketing Directo y Digital) es representante de las empresas avisadoras. Rodrigo Espinosa es subgerente de Marketing y Comunicaciones de BICE y asumió el liderazgo del gremio en agosto.

 

¿Cuáles son los principales objetivos de su gestión en la AMDD?

Uno de los principales objetivos, considerando el año que hemos vivido, es mantener el ritmo de crecimiento que hasta ahora la Asociación ha logrado en los últimos años, tanto en la cantidad de empresas socias, como en el valor que entregamos a cada una de ellas a través del Código de Ética y Autorregulación, el proceso de certificación, las alianzas académicas, generación de contenidos, charlas, conversatorios, etc. Somos una Asociación con una visión clara, compuesta por importantes empresas y reconocida por los principales stakeholders, que en los próximos años deberá seguir liderando estos temas, todo en el marco de un marketing más responsable y cada día más basado en datos. Mi foco es potenciar con fuerza la línea de las buenas prácticas, autorregulación, formación, sustentabilidad y todo lo que represente el marketing responsable, invitando a todos aquellos que quieran aportar desde su ámbito de acción al desarrollo de una mejor industria. Tenemos un tremendo equipo y la participación de nuestros socios en los comités es cada vez mayor, lo que sin duda aporta una mirada global y muy nutritiva, considerando que la AMDD está compuesta por distintos actores de la industria (agencias, servicios de marketing y avisadores).

 

¿Cuáles son los grandes desafíos que enfrenta la industria para 2021?

Luego de un año difícil, sin duda los desafíos son enormes, pero también la cantidad de aprendizajes que nos deja una situación como la que a nivel mundial hemos vivido, llena de cambios que quizás nunca imaginamos vivir. No basta solo con adaptarse a estos cambios, sino que también debemos ser capaces de generar otros, de manera tal que podamos replantear y fundar nuevos cimientos para lo que en adelante construyamos.

 

Utilizar la tecnología, herramientas y plataformas digitales a nuestro favor para estar más conectados, entender más y mejor a nuestros clientes, o vender nuestros productos y servicios desde donde estemos, es un desafío que debemos saber aprovechar y transformar en oportunidades. Por otra parte, con un buen uso de la data (más eficiente y profundo), debemos ser capaces de generar experiencias positivas y contenidos relevantes que nos ayuden a mantener los vínculos entre las personas y las marcas, descubriendo nuevas oportunidades y espacios de relacionamiento.

Compartir en: