Escala la producción de contenido sin perder calidad

Compartir en:

Siempre se dice que el contenido es el rey, pero lo cierto es que el usuario es el rey. El contenido lo atraerá en la medida que sea relevante para él. No se trata de postear cualquier cosa solo por generar contenido.

Con tantas plataformas de comunicación con los usuarios, se necesita escalar la producción de contenidos sin perder la brújula, o sea, aumentar ordenadamente sin disminuir la calidad. No se trata solo de incrementar el número de publicaciones, sino también de ser cada vez más útil a tu buyer persona, ofreciéndole material para educarlo, ayudarlo a solucionar problemas y guiarlo durante su viaje de compra.

Contar con un alto estándar de calidad es fundamental, pues lo que más les interesa a los motores de búsqueda es entregarles resultados relevantes a sus usuarios y, a su vez, los consumidores son cada vez más exigentes. No existe un estándar en cuanto al número ideal de publicaciones, pero sabemos que no se puede caer ni en la escasez ni en el exceso.

Además, no debemos olvidar que las publicaciones son eslabones de una gran estrategia de marketing, por lo que cada una de ellas debe tener una función estratégica en la planificación.

Consejos para escalar contenidos

1. Estructura el proceso de producción de contenidos, que no se remite solo a escribir un texto. Crear contenidos en un nivel profesional implica varios pasos, como la investigación de palabras clave, creación de pauta, redacción, revisión, diseño y publicación.

2. Desarrolla una Guía de Estilo, un manual que sirva para orientar a las nuevas personas que se unan al equipo y garantice un estándar de calidad de los contenidos.

3. Organiza tu producción de contenidos, idealmente orientada según la etapa en la que se encuentra el consumidor dentro del embudo de ventas.

4. Crea un calendario editorial, es decir, la planificación cronológica de tu proceso de producción de contenidos, lo que sirve para alinear las entregas y el cumplimiento de los plazos de publicación y tener una visión estratégica de las acciones de marketing en internet.

5. Aprovecha los talentos de tu empresa, una gran práctica para los blogs corporativos. Los llamados atributos E-A-T – Expertise – Authoritativeness – Trustworthiness (experiencia, autoridad y credibilidad) se encuentran entre las mejores prácticas recomendadas por los expertos de Google.

6. Contrata a los profesionales adecuados, un título es fundamental, pero un profesional especializado o con experiencia en proyectos similares al tuyo le puede aportar mucho más a tu marca.

7. Recicla tus contenidos, puedes distinguir entre publicaciones evergreen, contenido siempre fresco y atemporal, y contenidos temporales, vinculados a fechas u ocasiones específicas. Los atemporales pueden reciclarse cambiando algunos aspectos o aprovechar otras piezas para sumar nuevo contenido.

8. Involucra a tu equipo, manteniendo una comunicación saludable, ofreciendo retroalimentación constructiva y brindando el apoyo necesario.

9. Terceriza tu estrategia de marketing de contenidos, contando con un equipo especializado en esta tarea, sin que ello signifique renunciar al control del proyecto.

10. Invierte en buenas herramientas. Además de las plataformas de planificación SEO, como Google Trends, Keyword Planner y SEMRush, hay un conjunto de soluciones para empresas, como CMSCRM y analytics

Asociación Nacional de Avisadores