En la Semana Mundial del Agua, Coca-Cola se compromete con la seguridad hídrica al 2030

Compartir en:

Como parte de su estrategia de cuidado del agua y tras cumplir a nivel global la meta de reponer a la naturaleza el agua utilizada en sus productos, Coca-Cola propone una nueva estrategia global que busca asegurar la seguridad hídrica para el 2030.

La Semana Mundial del agua resulta el contexto perfecto para que las personas, empresas y organizaciones tomen conciencia de la importancia del cuidado del agua. Por lo mismo, Coca-Cola aprovecha esta instancia para dar a conocer su nuevo compromiso, que busca aumentar la seguridad del agua.

Con una mirada hacia el futuro, la visión de la compañía consiste en reforzar su apoyo a las comunidades para generar resiliencia y acortar la brecha con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), específicamente con el número seis: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos . Para lograrlo, se incluyen nuevas prioridades, como el uso circular integrado del agua en las operaciones, acceso al agua y saneamiento, un enfoque en las mujeres y jóvenes, un nuevo marco para abordar los desafíos compartidos del agua y la expansión del alcance de este recurso en la agricultura con un enfoque en las regiones con acceso limitado.

Según el último informe de la CEPAL sobre la gestión del agua en América Latina y el Caribe, el 26% de la población aún no tiene acceso a un suministro de agua potable. Además, la pandemia ha dejado al descubierto profundas desigualdades que aumentarán a medida que se intensifique la crisis climática.

En 2007, Coca-Cola se comprometió a reabastecer cada litro de agua utilizada en la elaboración de sus productos para fines de 2020. En Chile, esta meta se consiguió en 2018 y los diferentes proyectos de reposición de agua en nuestro país hoy significan un 102% de recuperación. Esta cifra es resultado de iniciativas como el rescate de bofedales en Alto Tarapacá; el Jardín Botánico de Viña del Mar y la restauración, reforestación y protección de la cuenca del río Maipo, junto a la ONG The Nature Conservancy (TNC).

Pero además de las cifras de recuperación, en 2021 Coca-Cola Chile y Fundación Amulen crearon el Fondo Innova Agua, para permitir y facilitar el acceso al agua en comunidades fuertemente afectadas por la sequía. Como resultado de este trabajo colaborativo, más de 500 familias de Colina, Lincantén, Empedrado y La Ligua, ya cuentan con suministro de agua segura a través de innovadores proyectos, como la captación y purificación de aguas lluvia.

“Durante los últimos 10 años, junto con nuestros socios embotelladores, hemos establecido un ejemplo en la gestión compartida del agua dentro y fuera de nuestras operaciones. Aprovechamos esta experiencia para lanzar una nueva estrategia audaz para aumentar la seguridad del agua para nuestro negocio, las comunidades y la naturaleza”, afirma Andrea Mota, Directora de Sustentabilidad y Comunidad de América Latina en Coca-Cola Company