Ejecutivos chilenos son los que menos aceleraron su transformación digital en la región, producto de la pandemia

Compartir en:

Así lo determina la nueva versión del estudio Techvision de Accenture, según el cual, sólo  59% de los ejecutivos chilenos afirma que aceleró su transformación digital como consecuencia del COVID-19, mientras en Colombia un 79%; Argentina, un 83%; Perú, 78%; Brasil, 72% y México, 68%.

A pesar de lo anterior, los ejecutivos chilenos son lo que más afirman que su arquitectura tecnológica es crítica para el éxito de su negocio, con un 85%. Además, son en la región los que más sostienen, junto con los ejecutivos brasileños, que su estrategia tecnológica y de negocio son cada vez más inseparables, con un 85%.

El Techvision es una encuesta que realiza la consultora todos los años entre ejecutivos a nivel mundial. En 2021 la consultora entrevistó a más de 6.200 ejecutivos en 31 países y 14 industrias. El informe identifica las 5 tendencias tecnológicas que marcarán a los negocios en los próximos tres años.

Tendencia 1: Arquitectura estratégica:

Las estrategias empresariales y tecnológicas se están volviendo inseparables, incluso indistinguibles. Las empresas llevan mucho tiempo anticipando este cambio, pero creían tener más tiempo para prepararse. Mientras que la tecnología potenciaba partes del negocio, pocas enfocaban realmente sus estrategias tecnológicas y de negocio como una sola. Ahora, todo eso está cambiando. En respuesta a la pandemia de COVID-19, las organizaciones de todo el mundo realizaron rápidas transformaciones digitales, acelerando sus viajes hacia el futuro.

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, explicó que “las empresas se encuentran ahora en un punto de decisión crítico. Para convertirse -o seguir siendo- líderes del sector, deben crear estrategias tecnológicas competitivas. Al mismo tiempo, mientras realizan inversiones en la nube, data analytics y tecnologías emergentes como DARQ (distributed ledger (D), inteligencia artificial (A), realidad extendida (R) y computación cuántica (Q)), tienen que pensar en el impacto a largo plazo que pueden tener estas opciones. Las arquitecturas más dinámicas, sostenibles y competitivas serán las que permitan a las empresas aprovechar todo el potencial de las capacidades tecnológicas disponibles en la actualidad, construyendo soluciones únicas”.

El experto agregó que “para tener éxito, es fundamental que las empresas cuenten con una base tecnológica. De esa forma, estarán construidas para el cambio. La diversidad de capacidades que surgen hoy en día está impulsando una diversidad sin precedentes en tácticas y soluciones empresariales. Las organizaciones ya no necesitan abordar los problemas de la misma manera que sus competidores, y sus soluciones tecnológicas únicas serán su ventaja competitiva”.

Tendencia 2: El mundo reflejado:

Cuando se adoptaron inicialmente los gemelos digitales, se caracterizaban por su capacidad para controlar, simular y racionalizar los datos de dispositivos discretos. Pero recientemente, la escala de los modelos, la incorporación de la IA y el aumento de la adopción han transformado la ecuación. Los líderes están empezando a conectar redes masivas de gemelos digitales inteligentes para crear modelos vivos de fábricas enteras, ciclos de vida de los productos, cadenas de suministro e incluso ciudades.

A medida que más empresas construyen y conectan gemelos inteligentes, llevando más de su organización al espacio digital, están abriendo nuevas oportunidades y formas de hacer negocios. Los gemelos digitales ya permiten a las organizaciones recopilar, visualizar y contextualizar los datos de sus activos y proyectos, tendiendo un puente entre sus operaciones físicas y las capacidades digitales. La IA les ayuda a actuar sobre esos datos, respondiendo dinámicamente con información en tiempo real, formulando posibles escenarios futuros, y diseñando y probando nuevos productos en el mundo virtual mucho antes de construirlos físicamente. A medida que las empresas conectan más redes de gemelos más amplias y construyan el “mundo reflejado”, estas capacidades crecerán exponencialmente. Los líderes podrán hacer de los datos y la inteligencia los principales orquestadores de la empresa, aumentando la agilidad en tiempo real a escala, revisando sus procesos de innovación.

De acuerdo con el informe, 24% de los ejecutivos a nivel mundial afirma que sus organizaciones están experimentando con gemelos digitales, mientras 23% de los ejecutivos chilenos afirma lo mismo. Además, 65% de los ejecutivos a nivel global espera que sus inversiones en gemelos digitales aumenten en los próximos tres años, mientras 75% de los ejecutivos chilenos tiene la misma proyección.

Nicolás Goldstein explicó que “cuando se construyen sobre datos completos, compatibles y confiables, los gemelos inteligentes y los entornos “reflejados” ayudarán a las empresas a optimizar sus operaciones, detectar y predecir anomalías, a pivotar para evitar tiempos de imprevistos, permitir una mayor autonomía y ajustar dinámicamente sus diseños y estrategias con cada nuevo dato que recojan o las nuevas pruebas que realicen. Esta es una nueva forma de entender el negocio y de dirigirlo”.

Tendencia 3: La democratización de la tecnología:

Poderosas capacidades tecnológicas están hoy en manos de la gente, las cuales pueden utilizar sin conocimientos altamente especializados. No se trata de una sola herramienta o servicio, sino de la culminación de la democratización de la tecnología. El procesamiento del lenguaje natural y la automatización robótica de procesos (RPA) son solo algunas de las capacidades y servicios que hacen más accesible la tecnología. Cada uno de ellos tiene aplicaciones diferentes y únicas, pero todas están poniendo el poder innovador de las máquinas en las manos de las personas con la menor fricción posible.

La tecnología democratizada permite a las personas optimizar su trabajo o solucionar los puntos débiles por sí mismos. Sin necesidad de solicitar grandes proyectos de TI, la gente puede crear un panel de control personalizado para las finanzas de un grupo, crear una aplicación para aprobar y cumplir automáticamente los pedidos de compra, y mucho más. De repente, el poder de crear soluciones tecnológicas está en manos de las personas de toda la empresa.

La democratización de la tecnología crea una base que antes no existía en la innovación empresarial. Con demasiada frecuencia, los departamentos de TI o los tecnólogos trabajan para descubrir las necesidades de la organización en silos, construyendo o comprando una nueva herramienta y luego desplegándola y formando a las unidades de negocio en la nueva tecnología. De acuerdo con el estudio, 88% de los ejecutivos a nivel global cree que la democratización de la tecnología es crítica para impulsar la innovación en su organización, mientras 83% de los ejecutivos chilenos cree lo mismo.

Nicolás Goldstein resaltó que “incluso cuando las habilidades técnicas especializadas siguen siendo muy demandadas, las empresas pueden apoyarse cada vez más en la democratización de la tecnología para sortear el déficit de competencias en algunas áreas. Con la masiva migración a la nube en marcha, las organizaciones van en la dirección correcta, e incluso puede que ya tengan acceso a estas herramientas. Las soluciones en la nube existentes ofrecen un trampolín para entrar en estos espacios”.

El experto agregó que “cuando el acceso a las potentes capacidades tecnológicas llega a toda una organización, cada empleado puede ser una parte activa y vital del esfuerzo de transformación digital. Las personas pueden elegir por sí mismas qué automatizar, lo que les permite centrarse en las cosas que hacen y les gusta hacer. Pueden ayudar a mejorar tanto la experiencia del cliente como la del empleado, poniendo la tecnología a trabajar en su beneficio”.

Según los resultados del informe, 86% de los ejecutivos a nivel global dice estar de acuerdo con que sus organizaciones deben entrenar a las personas para pensar como tecnólogos, para usar y costumizar soluciones tecnológicas, mientras 85% de los ejecutivos chilenos afirma lo mismo.

Tendencia 4: La nueva forma de trabajar:

Los líderes tomaron medidas drásticas para mantener el negocio y los empleados a salvo durante la pandemia, enviando a parte de su personal a trabajar desde casa y redoblando las soluciones tecnológicas para para mantenerlos productivos. Miles de millones de personas en todo del mundo cambiaron su forma de trabajar de la noche a la mañana. Muchas empresas abordaron estos cambios como soluciones a corto plazo, pero en realidad, son parte de una solución a largo plazo. Después de la pandemia, nadie va a volver a trabajar como lo recordaba. Más bien, las organizaciones y los empleados se están moviendo hacia un nuevo futuro, uno en el que el trabajo se puede hacer desde cualquier lugar.

En este contexto, las empresas enfrentan 2 realidades: primero, que ha surgido una forma de trabajo híbrida, compuesta por trabajo presencial y digital. En segundo lugar, las estrategias eficaces para apoyar esta nueva realidad son ahora críticas para la diferenciación de la empresa. Las organizaciones líderes estaban avanzando hacia la descentralización de la fuerza de trabajo antes de la pandemia, con la vista puesta en beneficios como la capacidad de reclutar en lugares no tradicionales y ofreciendo a sus empleados más flexibilidad. El avance de las herramientas de colaboración remota y las tecnologías de control remoto durante la pandemia no ha hecho sino aumentar la eficacia y el potencial de este enfoque. Dentro de tres años, las organizaciones exitosas serán las que resistieron el impulso de hacer volver a todos a la oficina en favor de repensar su modelo de acuerdo con cómo evoluciona el mundo.

Nicolás Goldstein destacó que “de cara al futuro, la virtualización de la fuerza laboral ofrece oportunidades para ampliar la interacción hombre-máquina, impulsar la resiliencia y hacer realidad la promesa de la Industria X (más allá de la industria 4.0.), de aprovechar el poder del cambio constante. Pero el éxito en este nuevo futuro requerirá más que adoptar nuevas soluciones digitales a escala. Para obtener lo mejor de este nuevo modelo, las empresas tienen que pensar en toda la organización de una nueva manera. Deben dejar de lado las convenciones y reimaginar cómo su modelo de fuerza de trabajo puede apoyar y capacitar a sus empleados, y crear una nueva cultura; cómo colaboran los empleados remotos, qué trabajo se hace mejor en qué lugares, y cuál será el propósito de las de las oficinas físicas”.

De acuerdo con el estudio, 47% de los ejecutivos globales ha invertido en herramientas digitales de colaboración para apoyar el trabajo remoto durante la pandemia, mientras 39% de las organizaciones chilenas lo ha hecho.

Tendencia 5: De mí a nosotros:

Incluso cuando las empresas hacían recortes drásticos y se esforzaban por seguir operando durante el punto álgido de la pandemia, las organizaciones de todos los sectores redoblaron la exploración e inversión en sistemas multipartitos (MPS). Los sistemas multipartitos permiten una infraestructura de datos entre individuos y organizaciones que impulsa la eficiencia y construyen nuevos modelos de negocio e ingresos. Incluyen blockchain, distributed ledger, la tokenización y una variedad de otras tecnologías y capacidades. Desde el rastreo de contactos hasta los pagos sin fricción, aplicaciones para tecnologías que antes se consideraban demasiado complicadas o de nicho, se han convertido en el centro de atención.

El COVID-19 dejó claro que las empresas no pueden navegar solas a través de la incertidumbre. Uno de los mayores impactos de la pandemia fue la fragilidad global de las organizaciones. En muchas áreas, los sistemas multipartitos pasaron rápidamente de ambiciosos emprendimientos a soluciones desesperadamente necesarias. De acuerdo con el estudio, 20% de las organizaciones a nivel mundial está escalando sistemas multpartitos este año, mientras 25% de las organizaciones chilenas lo está haciendo.

La era digital permitió a las empresas ampliar su alcance de formas sin precedentes, con la proliferación de la analítica de datos, la nube y la movilidad que permiten a las organizaciones compartir sin problemas información y servicios. Pero a pesar de las inversiones generalizadas en tecnologías de transformación, las empresas nunca cambiaron realmente su forma de asociarse. Incluso con la inversión en nuevas tecnologías, muchas compañías siguen confiando en el papel físico o procesos obsoletos para sus cadenas de suministro. Ante esto, el año pasado, de acuerdo con el Techvision,  79% de los ejecutivos globales dijo que su organización sufrió una disrupción moderada o completa de su cadena de suministro producto de la pandemia, mientras 66% de los ejecutivos chilenos sostuvo lo mismo. Estas cifras son un testimonio de la escala de la pandemia, pero también evidencia que el poder de la tecnología para transformar asociaciones no se estaba maximizando realmente.

Las asociaciones coordinadas y estratégicas permiten hacer frente a las disrupciones actuales y estar mejor preparadas para las nuevas, pero también permitirán crear nuevas interacciones o descubrir nuevas formas de acercarse a un mercado. Estas asociaciones comenzarán a desdibujar las fronteras del sector para resolver nuevos problemas, como la colaboración emergente entre la sanidad y los viajes, o incluso empezarán a definir industrias totalmente nuevas.

De acuerdo con el reporte, 90% de las empresas a nivel mundial dice que para ser ágiles y resilientes necesitan acelerar su transformación digital con cloud como la base, mientras 86% de las empresas chilenas dice lo mismo.

Link al estudio: https://www.accenture.com/us-en/insights/technology/_acnmedia/Thought-Leadership-Assets/PDF-3/Accenture-Tech-Vision-2021-Full-Report.pdf

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile