Diez años del primer Cyber: Nuevos desafíos

Compartir en:

Fue hace 10 años, durante octubre del 2011, la primera vez que se realizó en Chile un Cyber Monday organizado por la Cámara de Comercio de Santiago, misma organización que lo produce hasta el día hoy. En esa oportunidad siete fueron las primeras marcas que se atrevieron a participar.

Ese primer año fue “a la chilena”, como lo llamó un periódico, pues a los pocos minutos de iniciado algunas web y las pasarelas de pago empezaron a colapsar y al volver aparecía el catálogo con los precios originales. Numerosos reclamos de consumidores y la acción del SERNAC, fue el panorama del primer intento local, pero a pesar de todo, atrajo al público y generó ventas cercanas a los USD30 millones, equivalente a ocho veces lo que eran las ventas de un día normal para los participantes, durante las 24 horas que duró el evento.

Con visitas de 2.5 millones en sitios participantes, la industria se dio cuenta de que el fenómeno estadounidense sí funcionaba en Chile, pero había que mejorar muchísimo para poder cumplir las expectativas de los consumidores. Nueve años después, el 2020, según la CCS los participantes fueron más de 600, superando los USD305 millones en ventas, produciendo 175 millones de visitas y, lo más sorprendente, según el SERNAC los reclamos fueron, históricamente, sólo el 0,01% de las transacciones.

Este año se espera un crecimiento en ventas de alrededor de un 20% respecto al año anterior y un aumento considerable de las transacciones dado que, con la pandemia, mucha más gente está “online”, con mejor dominio de las tecnologías y mejores accesos a Internet, pero por otro lado, este año, producto de los problemas de stock de componentes en China y del brutal aumento de los precios de los fletes marítimos, algunos prevén que la falta de productos impida que se den ofertas con reducciones de precios tan considerables como en años anteriores. Habrá que esperar.

Diez años después los desafíos han cambiado y son principalmente logísticos, pasan por el cumplimiento de la promesa de entrega en tiempo y forma, logrando un OTIF (On Time In Full) del 100%. Esperamos, como condiciones mínimas, que si el producto esté en oferta tenga stock, que si la compra supera determinado valor el despacho sea rápido y sin costo y que si necesitamos devolver el producto, el proceso sea tan simple como fue el adquirirlo.

Mucha agua ha corrido bajo el puente y vendedores, operadores logísticos, transportistas , consumidores y proveedores de servicios asociados hemos aprendido y, como en todo proceso que se ha ido mejorando constantemente, las expectativas no hacen más que aumentar, por lo que esperaremos que este 2021 el Cyber Monday nos siga sorprendiendo, para bien.

Rodrigo Serrano, vicepesidente corporativo de Innovación en Wisetrack Corp
Rodrigo Serrano