Creatividad: la Habilidad del Siglo XXI

Compartir en:

El Marketing de estos nuevos tiempos no se concibe sin creatividad aplicada, sin embargo cuando tratamos el tema con profundidad, como por ejemplo, hablar de pensamiento abstracto v/s pensamiento concreto se convierte en un tema que muy pocas veces se habla o se cuestiona, o muchas veces ni siquiera se tiene conciencia a nivel ejecutivo; es como si solo la mitad del cerebro concreto tuviera razón (pensamiento analítico, hemisferio izquierdo del cerebro) y la otra no, el lado abstracto (pensamiento intuitivo, hemisferio derecho del cerebro) y es ahí donde radica el error, en dejar fuera del “juego de los negocios y el marketing” a esa mitad o a esos lugares del cerebro donde estaría instalada la “Intuición”, la “Creatividad” y el ¿Por qué? las personas hacen lo que hacen, como nos diría Simon Sinek en esa maravillosa charla TED sobre el Círculo de Oro.

El pensamiento creativo comienza con la curiosidad, con la necesidad de resolver enigmas o contestar preguntas inquietantes. En este proceso, se genera un flujo de muchas posibilidades, se evalúan múltiples opciones, se establecen diversas asociaciones entre ideas aparentemente inconexas. La memoria asociativa es rica en interrelaciones recíprocas. Dominan el escenario preguntas del tipo: ¿Y por qué no?, ¿Qué pasaría sí?, o la famosa ¿Y si…?, pero sobre todo el pensamiento creativo está protegido de los “bloqueadores del ingenio” como: “solo hay una respuesta correcta”, “esto no es lógico”, “debo ser práctico y atenerme a las reglas”, “debo evitar la ambigüedad y la falta de estructura”, “errar es malo”.

Con nuestro actual sistema educativo, podemos inferir que desde nuestra infancia hay un mayor estímulo para el desarrollo de nuestro hemisferio izquierdo del cerebro, al que se le atribuye una forma de funcionamiento principalmente consciente; en este sentido, muestra dominio en una gama diferente de habilidades mentales; estas son verbales, lógicas, numéricas, secuenciales, lineales, analíticas, mientras que habría un bajo estímulo educativo para nuestro hemisferio derecho del cerebro que domina ámbitos intelectuales como el ritmo, la percepción espacial, la Gestalt (estructural, total), la imaginación, las ensoñaciones diurnas, el color y la dimensión.

Steve Jobs se refiere al tema después de un viaje por la India, planteando que la

intuición es una disciplina que hay que practicar y entrenar; al integrar este y otros elementos de la neurociencia cognitiva o neurocreatividad en la práctica del Marketing Avanzado, estamos movilizando cambios que favorecen el florecimiento de la creatividad en el ámbito de los negocios.

Entonces, la aproximación a esta práctica, en donde se conjugan la creatividad y la rigurosidad científica de la neurociencia, permitiría desarrollar hábitos en los profesionales para su mejor relación con el entorno de los nuevos negocios, potenciando el aprender a desaprender, desde la intuición, la reflexión, la práctica, la interacción, la colaboración y el cuestionamiento.

Los pensamientos, emociones y predisposiciones operan simultáneamente; estos interactúan con otros modos de adquisición y transformación de la información, tanto social como cultural.

El principal objetivo y desafío, entonces para el nuevo marketing avanzado, será estimular y entrenar el desarrollo de la creatividad en los profesionales y los nuevos negocios, mediante el uso de metodologías como el “Design Thinking”, apoyado con la implementación práctica de Dinámicas Didácticas Activas (DDAs) que facilitan esta tarea mediante el juego, el “rol-play”, “prototyping”, “storytelling”, “storyboard”, “rocketpitch” y “visualthinking”, utilizando como premisa principal este nuevo entorno social, propiciado por las nuevas herramientas tecnológicas y por las nuevas prácticas comunicativas.

La creatividad aplicada para el nuevo marketing avanzado promueve técnicas y herramientas prácticas al vincular el pensamiento creativo con el pensamiento analítico y no prioriza un método de pensamiento por sobre el otro, sino que mezcla los aspectos positivos de ambos. Además, permite generar transformación de manera más rápida y efectiva, facilita la ideación y visualizaen qué debemos innovar.

La intersección entre creatividad, sociedad, economía y  tecnología, se debe manifestar en la habilidad para crear y distribuir capital intelectual, para mejorar la calidad de vida y el trabajo, a la vez de promover la inclusión social, la diversidad cultural y el desarrollo humano. En esta era de transformación y NUEVA NORMALIDAD, la creatividad y su conocimiento, como habilidad inhata en todos los seres humanos rápidamente se están tornando en medios poderosos para fomentar el desarrollo del nuevo marketing.

La creatividad en la formación de capital humano avanzado es clave en el siglo XXI, lo indica claramente el informe del Foro Económico Mundial, posicionando la creatividad en el número uno de la habilidades blandas más solicitas por la compañías que participan en  LinkedIn a nivel global, el asunto es que hay muchos profesionales que no han tomado en cuenta que ya estamos en plena “Era digital”, instalados en la “Cuarta Revolución Industrial,” conviviendo con la “Civilización empática” y una señal clara es que la creatividad Aplicada se está transformando en una tendencia local y global para sobrevivir y adaptarse en tiempos complejos.

Por de Eduardo Águila, Docente del Diplomado en Dirección Comercial y Marketing Industrial U.Negocios FEN U. de Chile