Crear una marca: guía para principiantes

Compartir en:

No hay forma de subestimar la importancia del proceso de creación y construcción de marca para el éxito de un negocio. Por supuesto, los consumidores buscan productos y servicios de calidad, pero una marca sólida y consistente es lo que da confianza y permite construir relaciones de largo plazo, comprometidas y leales con los consumidores. 

Las marcas realmente grandes dejan una impresión duradera en la mente de los clientes. Por eso, a continuación, damos un repaso a lo que significa la construcción de marca. 

Identifica tu marca

Los consumidores tienen que saber cuál es tu marca y qué es. Esto parte por lo más básico: la creación de un nombre, un logo y un slogan, elementos que deben ser atractivos y fácilmente recordables. Así, tendrás más oportunidad de atraer la atención de potenciales clientes. Esta identidad gráfica debe estar presente en todas las plataformas de comunicación, incluyendo las redes sociales, donde debes dar a las personas material gráfico atractivo.  

Construye credibilidad

Una vez que tienes la marca, tus esfuerzos deben destinarse a hacerla creíble, lo que significa que tus productos o servicios cumplen lo que prometen. La credibilidad es uno de los sustentos de la confianza, y ésta es la que te permitirá mantener la sostenibilidad del negocio con ventas e ingresos de largo plazo.  

Marca la diferencia

Una fuerte identidad de marca busca ser memorable. Para eso, debes distanciarte de los demás, de manera que los consumidores piensen inmediatamente en tu marca cuando necesiten eso que ofreces. Piensa en algo que tus competidores no tienen y juégatela por eso. 

Prepárate para evolucionar 

Si tu marca logra permanecer un largo período de tiempo, será inevitable que evolucione. El mundo y la sociedad van cambiando, y tu marca debe ir adecuándose a los tiempos, manteniendo la esencia que los consumidores valoran. La idea es mantener la mente abierta y estar atento a cambiar junto con tus clientes. 

Crear una marca reconocible no es magia ni fruto de un momento brillante. Requiere trabajo constante para afianzar la relación con los consumidores y de estar atento a cumplir la promesa que le haces al mercado.  

También te podría interesar:

Skip to content