Consejos para tener un día perfecto en la piscina junto a tu bebé

Compartir en:

  • Esta es una de las actividades favoritas para los más pequeños durante el verano y aquí te entregamos algunos tips para disfrutar del agua sin preocupaciones.

La llegada del verano, el sol y calor abren un abanico de posibles actividades estimulantes para tu hijo o hija y es inevitable pensar en la diversión acuática. Si eres responsable de un menor entre 0 y 3 años, la siguiente guía te preparará para visitar cualquier piscina o playa.

  1. Utiliza protección solar

Cada verano, no sólo se registran altas temperaturas en Chile, sino que también un aumento de radiación UV. Por eso, es fundamental proteger a toda la familia especialmente a los niños y niñas de los efectos nocivos que esto puede tener en la piel con un bloqueador de factor solar entre 30 y 50, ya que están más expuestos a actividades al aire libre durante la temporada estival.

No se debe olvidar que es necesario reaplicar el producto cada dos horas ya que el contacto con el agua y el sudor lo van degradando. Además, se recomienda encontrar espacios con sombra, empacar lentes de sol y ropa fresca.

  • Elige el traje de baño adecuado para su edad

Una de las principales preocupaciones de los padres a la hora de entrar al agua, ya sea a la piscina o a la playa, es el control de esfínter. Sin embargo, el mercado actual provee soluciones prácticas que permiten disfrutar del agua sin preocupaciones. Una de esas opciones son los trajes de baño desechables “Little Swimmers” de Huggies, para bebés y niños de entre 7,5 y 20 kg.

“Estos trajes de baño fueron desarrollados específicamente para ser utilizados en el agua con materiales únicos y absorbentes, por lo que no se inflan”, comenta el Product Manager de Huggies, Rogelio Arraiz. Además, agrega que “Little Swimmers cuenta con laterales ajustables que permiten que los niños estén cómodos, mientras disfrutan del agua, y son fáciles de quitar cuándo sea necesario cambiarlos”.

  • Cuidado 360° de tu bebé

Si bien lo primero que uno piensa cuando habla de cuidados de verano es la protección solar, la realidad es que los más pequeños poseen pieles muy sensibles y factores como la humedad que genera el calor o los compuestos químicos como el cloro presente en las piscinas, pueden desencadenar una irritación a nivel dérmico. Para proteger la zona del pañal, Huggies también ofrece soluciones como su crema protectora que previene irritaciones en base a aceite de almendras que hidrata y nutre.

  • Lleva colaciones y bebestibles contigo

La exposición al sol y la actividad física también impactan el organismo de los niños más allá de la piel. Por eso es igual de importante que estén siempre bien hidratados y no olviden sus colaciones favoreciendo aquellas que no cambien de propiedad frente al clima.

Dentro de las opciones saludables para snacks, se encuentran las ensaladas, la fruta fresca, frutos secos (nueces, pistachos, almendras, etc.) o cereales.

Un día al aire libre, ya sea en la playa o la piscina, debería ser una experiencia relajante y de recreación para los más pequeños y el resto de la familia. Además de los beneficios que trae la actividad física a la vida de tu hijo como el realce de conciencia espacial, la mejora de patrones de comida y sueño, y el impulso del desarrollo físico, social y psicológico.

También te podría interesar: https://www.anda.cl/recomendaciones-para-sacarle-el-jugo-al-uso-de-datos-durante-las-vacaciones/

Skip to content