Chile se destaca en la región por su aceptación de la minería

Compartir en:

Chile, entre los países de la región, es el que tiene el mejor índice de aceptación de la minería, por encima de Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Argentina y Brasil. En ese mismo sentido, las respuestas de los chilenos son las más positivas de la región cuando se pregunta si las empresas mineras son fuente de empleo (75 %), cumplen la ley (43 %) y cumplen con los requisitos de salud (50 %).

Pero el vaso está medio vacío. Solo 44 % de las empresas dice que pagan los impuestos y sólo 24 % considera que previenen los impactos negativos de su actividad. Estas no son buenas cifras para empresas que requieren tanto la aceptación de las comunidades.

El vaso medio lleno y medio vacío. Lincoln decía: “Con la opinión pública a favor, todo era posible.”

Es indudable que la opinión pública es una fuerza que va determinando cada vez el camino que toman los pueblos, las instituciones y las empresas.

La medición de la opinión pública sobre minería, que hacen J&A (Jaime Arteaga y Asociados) y CNC-VíaCiencia, con la colaboración de las agremiaciones mineras, trae buenas noticias que nos permiten afirmar que el vaso está medio lleno, pero también noticias no tan buenas que muestran el vaso medio vacío, y que fija tareas.

Podría hablarse de la paradoja minera los países aprecian a los mineros, como lo dice el poeta con ellos está el pueblo y necesita y aprecio los productos de la minería, los carros, las casas y mucho de la medicina, pero no siente el mismo aprecio por las empresas que hacen posibles todos esos bienes.

¿Cuál es el punto más bajo y por qué?

Las relaciones de las empresas mineras chilenas con las comunidades están en el vaso medio vacío: son de menor calidad que en Bolivia, Colombia y Perú, y sólo el 26 % ve a las empresas comprometidas con el progreso de las comunidades, 24 % las considera respetuosas de su cultura, y 25 % ve que tienen canales de comunicación y diálogo.

Es evidente que el concepto de cuidado, que es la sutil variable que une a los seres humanos, las empresas no saben manejarlo. Con una historia larga de relaciones es necesario replantearse el ángulo de relación comunidad-empresa.  Parodiando a Pablo Neruda que decía: “Los mineros van con zapatos nuevos entrando a la mina”.  Como la minería, podría decirse que las empresas necesitan zapatos nuevos para una nueva conversación con los ciudadanos.

¿Cuál es el punto mejor evaluado y por qué?

El punto mejor evaluado es el del empleo que ofrece el sector minero y el aporte a la economía. Es interesante observar cómo la visión positiva sobre el aporte económico de las minerías esta correlacionado con la participación en el producto bruto del país que tiene la minería el efecto es mucho menor en Argentina y es máximo en Perú y en Chile, donde la minería tiene el mayor aporte al producto interno bruto. Esto muestra un nivel considerable de información de la población respecto del aporte económico del sector

¿Qué tanto confían en las empresas mineras?

El ranking de confianza de las instituciones en Latinoamérica muestra de manera general un contexto de desconfianza, y ese contexto se hace crítico en Chile. La protesta social y la historia parecen haber dejado cicatrices en la relación del ciudadano con sus instituciones.

La minería necesita de la aceptación ciudadana y tiene delante una tarea conceptual y de acción que permita tener, como decía Lincoln: “La opinión pública a favor para hacer por el país todo lo que puede hacer.”

Por Carlos Lemoine, Presidente VíaCiencia.

Carlos Lemoine