Chile inicia el cobro de IVA a plataformas digitales

Compartir en:

El 1 de junio entró en vigencia el cobro de IVA para las plataformas digitales extranjeras que operan en Chile, tales como Netflix, Spotify, HBO Go o Amazon Prime, iniciativa conocida como impuesto digital.

En concreto, la normativa dicta que los proveedores de servicios digitales, sin domicilio ni residencia en Chile, deberán cumplir con su obligación de declarar y pagar el IVA a los servicios digitales que incorporó la Ley N°21.210, por lo que el costo de esos servicios tendrá un aumento de 19%.

En la práctica, el método que se utilizará para reconocer a las prestadoras de servicios digitales que se encuentren en el país es la identificación de la dirección IP o a través de algún mecanismo de geolocalización. Además, se podrá verificar si el método de pago que realiza el usuario por estos servicios -como las tarjetas de crédito o cuentas bancarias- se encuentra emitido o registrado en Chile.

En Latinoamérica, Chile ocupa el tercer puesto de impuesto digital más alto, con un 19%, al igual que Colombia. Uruguay lo estableció en 22% y Argentina en 21%.

El gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, en el seminario  online “Impuestos a los Servicios Digitales” de la Comisión de Economía Digital de la International Chamber of Commerce, representada en Chile por la CCS, afirmó que a partir de 2017, se ha convertido prácticamente en un estándar a nivel mundial la aplicación de impuestos a las plataformas digitales, específicamente el IVA. Lo que correspondía era equilibrar la cancha en términos de recurrir al cobro de un impuesto que corresponde pagar.

El experto explicó que estas plataformas no pagaban este impuesto no porque no estuvieran afectas, sino porque era materialmente imposible efectuar su cobro, pero la propia economía digital ha proporcionado hoy en día las herramientas para implementarlo. “Es un impuesto al consumo, por lo que se debe retener al momento del consumo en función de la tarifa que se paga”, detalló.

Lever enfatizó que los países de la OCDE y Europa implementaron hace años ya el IVA, y la discusión en este momento se centra en la forma de aplicar un impuesto a las utilidades de las plataformas digitales, considerando que sus ganancias se deben a la preferencia de los usuarios de distintos países, y no solo de sus países de origen. “Lo que están tratando de hacer hoy varios países, con tasas entre el 2 y el 5% en Europa, es aplicar un impuesto a la venta, pero que en realidad lo que está tratando de hacer es capturar las utilidades generadas por fuentes locales, que se entiende conceptualmente como la aportación que hacen esos consumidores o usuarios locales al valor y las utilidades de las empresas”.

A su juicio, se trata de un gran cambio conceptual cuyo análisis debiera iniciar ya nuestro país. “Hoy, lo que hacen esas empresas es que, por sus utilidades, pagan a su administración tributaria local, y lo que se está discutiendo es cómo las administraciones tributarias de los otros países que participaron en la construcción de valor de esa empresa participan de la recaudación de esos tributos”, precisó. Agregó que ello no solo tiene impacto en la recaudación local por concepto de impuesto a las utilidades, sino también en la tributación que empresas chilenas de la economía digital deberán hacer en el mercado internacional.

“Tenemos que alinearnos a esta discusión para no quedarnos atrás”, concluyó.