60% de los ejecutivos a nivel mundial afirma que no está preparado para los cambios sociales que generó la pandemia

Compartir en:

Así lo determina un nuevo estudio de Accenture, para el cual hizo una encuesta entre más de 1.500 altos ejecutivos en 21 países. De acuerdo con los resultados, los consultados identificaron cinco estilos de vida que surgirán en los próximos cinco años: la salud influirá en cómo viajamos (83%); reforzamiento de las economías locales (70%); las tecnologías fomentarán el emprendimiento (64%); las preocupaciones medio ambientales impulsarán nuevos modelos de transportes (63%) y que habrá una vida más conectada en las ciudades (42%).

Los inversionistas y los consumidores piden hoy a las empresas liderar los esfuerzos en torno a la inclusión social y la sostenibilidad ambiental. Muchos de los cambios sociales que precedieron a la pandemia se han acelerado en el último año. Según explicó Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, “las personas esperan hoy una mayor transparencia sobre el origen de los productos, pasaportes sanitarios digitales para poder viajar, y barrios más sostenibles e inteligentes. Un nuevo estudio de Accenture muestra que estas nuevas demandas de estilo de vida presentarán oportunidades únicas de negocio que no se pueden captar con las estrategias anteriores a la crisis. Las empresas deben prepararse para la sociedad del futuro ahora”.

En ese contexto, Accenture encuestó a 1.500 altos ejecutivos de 12 países y 10 industrias para ver cómo las empresas pretenden adaptarse a estos cambios a mediano plazo y descubrió una amplia brecha entre el reconocimiento de la oportunidad y la disposición a aprovecharla. Casi dos tercios de los altos ejecutivos esperan que estos cambios de estilo de vida se conviertan la nueva norma en los próximos cinco años. Sin embargo, el 60% admite que sus empresas no están preparadas para satisfacer las necesidades de la sociedad. El informe encontró que, a nivel mundial, sólo 162 compañías están liderando en este tema, a las cuales Accenture llamó “forerunners”.

La sociedad hacia el 2030

En el estudio se les preguntó también a los ejecutivos cómo visualizan la sociedad hacia el 2030. La mayoría de los consultados dijo que se caracterizará por un mayor foco en el talento humano (73%); por una mayor búsqueda por mejorar nuestro entorno (68%); en aprovechar la tecnología para hacer más inteligente la sociedad (66%) y un mayor foco en el bienestar colectivo (59%).

Además, hay cinco estilos de vida que los ejecutivos creen que surgirán en los próximos cinco años: la salud influirá en cómo viajamos (83%); reforzamiento de las economías locales (70%); las tecnologías fomentarán el emprendimiento (64%); las preocupaciones medio ambientales impulsarán nuevos modelos de transportes (63%) y que habrá una vida más conectada en las ciudades (42%).

A pesar de estos cambios que visualizan los ejecutivos, 60% afirma que sus empresas continúan impulsando estrategias establecidas previas a la crisis y sólo el 11% está impulsando modelos de negocio que se adapten a estas nuevas tendencias. Esto se debe a que sólo el 40% de los encuestados cree que estos cambios en la sociedad impactarán en su negocio.

De acuerdo con el informe, hay 4 elementos clave que las compañías deben impulsar hoy para afrontar los cambios que están surgiendo en la sociedad:

1. Foto en talento versátil:

A medida que la automatización y la Inteligencia Artificial (IA) se convierten en algo habitual, las empresas deben atraer y contratar el talento necesario. Los forerruners van más allá de mejorar la fluidez digital de la fuerza laboral actual, atrayendo a talentos expertos en tecnología en todas las esferas, así como las habilidades necesarias para las nuevas funciones de las empresas del futuro, como antropólogos digitales y expertos en ética de la IA.

Los ejecutivos C-Level encuestados proyectan que el 15% de los puestos de trabajo serán completamente automatizado, mientras el 29% será potenciado por la inteligencia artificial, en los próximos cinco años. Esto requerirá que las compañías inviertan en tecnologías como data analytics e IA y preparar a su fuerza laboral para trabajar en conjunto con ellas.

2. Crear soluciones sustentables:

Aunque muchas empresas han tomado medidas para reducir su huella de carbono, las organizaciones de vanguardia han impulsado la sostenibilidad en todos los aspectos del negocio, desde cómo operan, producen y salen al mercado, hasta la forma en que diseñan y construyen infraestructuras y hábitats inteligentes. De acuerdo con el estudio, para el 35% de las empresas encuestadas, convertirse en un negocio más sustentable es su prioridad para los próximos cinco años, siendo las industrias de energía (54%) y transportes (67%) las que cuentan con los porcentajes más altos entre los diferentes sectores estudiados.

3. Invertir en salud:

La pandemia ha hecho que sea imperativo que las empresas no relacionadas con la salud reajusten sus capacidades de innovación para centrarse más en el bienestar individual y colectivo. Los forerunners están transformando sus carteras de negocio para satisfacer las complejas necesidades de una sociedad preocupada por la salud y explorar nuevas oportunidades de crecimiento. Las industrias que más están invirtiendo en nuevos modelos de negocio relacionados con el bienestar son las de servicios financieros (34%) y de manufactura con un 28%.

4. Usar la tecnología de forma responsable:

Las expectativas de la sociedad en torno a la privacidad y la protección de datos están aumentando rápidamente. Las empresas deben cumplir y superar esas expectativas a medida que continúan aprovechando los grandes datos, sensores, análisis avanzados e inteligencia artificial en las interacciones con los clientes y en sus operaciones administrativas.

Los servicios tecnológicos que más esperan impulsar las empresas nivel mundial en los próximos 5 años están relacionados con ciberseguridad, comercio digital, Fintech y HealthTech (ver gráfico).

Nicolás Goldstein concluyó que “aunque la mayoría de los altos ejecutivos reconoce que el futuro no será una prolongación del pasado, aún tienen mucho que avanzar para acelerar la transformación de sus negocios para adaptarse y adelantarse a la nueva realidad. Lo que está claro es que las futuras oportunidades del mercado no pueden ser captadas con estrategias anteriores a la crisis. Para liderar, las empresas deben hoy avanzar hacia el cambio, con foco en prepararse y aprovechar estas transformaciones de la sociedad que ya están sucediendo y que reforzarán en los próximos años

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile