24% de los ejecutivos a nivel mundial dice contar con la capacidad de detectar fallos de sus cadenas de suministro

Compartir en:

Así lo determina un nuevo estudio de Accenture, según el cual, además, sólo 24% afirmó estar completamente seguro de su capacidad para prever los cambios en el entorno empresarial que afectan a su estrategia de negocio

De acuerdo con el estudio de Accenture, Technology Vision 2021, 79% de las empresas a nivel mundial sufrió una interrupción moderada o total de su cadena de suministro. Mauricio Blanco, Director Ejecutivo de Accenture Chile, explica que “esto se debió -entre otros factores- a la falta de visibilidad de los factores tanto externos como internos por parte de las organizaciones”.

En este contexto, un nuevo estudio de Accenture identificó las tres señales que todo negocio debe mirar con atención para avanzar hacia una cadena de suministro inteligente.

En primer lugar, se encuentra la visibilidad. En el informe, sólo 24% de los ejecutivos de la cadena de suministro dijo estar completamente seguro de su capacidad para prever los cambios en el entorno empresarial que afectan a su estrategia de negocio, y sólo 25% dijo lo mismo sobre los cambios económicos, ambientales y de comportamiento que afectan a la opinión de los clientes y a los patrones de demanda. Tampoco confían del todo en que puedan ver los cuellos de botella en su cadena de suministro (22%) o los fallos en sus procesos y equipos de fabricación (24%).

Los ejecutivos de las cadenas de suministro ven a la tecnología como la respuesta. Casi la mitad (47%) afirma que ganará total confianza en su capacidad para detectar cuellos de botella en la cadena de suministro, y el 52% dice lo mismo sobre la detección de fallos en los procesos y equipos en un plazo de dos años. Además, 73% sostuvo que sus organizaciones utilizan cada vez más los datos externos e internos en tiempo real para ayudarles a aumentar la visibilidad y así poder tomar decisiones más rápidas y mejores. La clave entonces está en transformarse en empresas data-driven.

La segunda señal son los nuevos modelos operativos. En el estudio de Accenture, los ejecutivos de la cadena de suministro coincidieron en que los mercados y las estructuras organizativas están cambiando, y ocho de cada diez creen que los mercados se segmentarán más, con la aparición de distintos pactos comerciales geográficos, naciones y regiones que operan según sus propias reglas. De hecho, 79% de los encuestados afirma que operar como amplias federaciones de empresas será importante para el éxito de su organización en un mercado mucho más fragmentado.

¿Y qué están haciendo al respecto? Alrededor del 80% indicó que ha tomado medidas para descentralizar diferentes partes de su negocio. De esa forma, 31% afirmó que ya ha descentralizado mucho más su cadena de suministro y sus operaciones, y 36% tiene intención de hacerlo en los próximos tres años. Algunos de los cambios que están haciendo incluyen la búsqueda de personas con diversas habilidades que puedan ser productivas en entornos dinámicos y variados (69%); la integración de los socios del ecosistema en los sistemas, procesos y establecimiento de estrategias (66%); y la ampliación del uso de datos en tiempo real (65%).

La tercera señal es la creación de valor 360°. Los ejecutivos de la cadena de suministro creen que las organizaciones adoptarán cada vez más una visión multidimensional de la creación de valor que funcione para todos los stakeholders. Los días en que se consideraba el valor del negocio de forma limitada -qué hemos devuelto a los accionistas- están desapareciendo rápidamente. El 77% de los encuestados dijo que hoy se debe adoptar una visión multidimensional del valor que incluya a todas las partes interesadas. Consideran que esto es cada vez más importante para el éxito de su organización. Al mismo tiempo, el 21% señaló que abordar simultáneamente los intereses de los clientes, empleados, proveedores, comunidades y accionistas es la mayor barrera para ofrecer valor a todos los stakeholders.

Sin embargo, las empresas están pensando hoy más ampliamente en lo que significa el valor y para quién. Entre ellas se encuentran la consulta periódica entre los stakeholders sobre las medidas que debería tomar su organización para aumentar el valor que crea para ellas (81%); y la medición y el seguimiento del impacto que tiene la organización en todas sus partes interesadas (80%). Además, las empresas están avanzando hacia un nuevo propósito y casi todos los encuestados (95%) dijo que sus procesos y políticas corporativas ya incorporan prácticas responsables o lo harán dentro de tres años. Está claro que ya no se trata sólo de las finanzas.

Mauricio Blanco destacó que “dado que los cambios son ahora rápidos y constantes, todas las organizaciones tienen que hacer un trabajo mucho mejor para entender el futuro y poder prepararse hoy”. Link al estudio

Mauricio Blanco, Director Ejecutivo de Accenture Chile

También te podría interesar: Sólo 13% de las empresas a nivel mundial cuenta con cadenas de suministro capaces de responder al mundo post COVID-19

Skip to content